Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 28
  1. #1
    Integrándome Naturalmente Avatar de Integralio
    Fecha de ingreso
    diciembre-2010
    Ubicación
    Cerca de un bosque
    Mensajes
    540

    Lightbulb El decrecimiento: de la utopía a la necesidad




    El decrecimiento: de la utopía a la necesidad

    De todas maneras, ya no se trata únicamente de una cuestión ideológica. Que guste o no, y por mucho que mejore la tecnología, la era del crecimiento ha terminado. La decadencia estructural del crecimiento del PIB

    ENVIADO POR: POR FLORENT MARCELLESI, COORDINADOR DE ECOPOLÍTICA Y COAUTOR DEL LIBRO “ADIÓS AL CRECIMIENTO. VIVIR BIEN EN UN MUNDO SOLIDARIO Y SOSTENIBLE, 10/04/2013, 12:24 H

    El crecimiento no es la solución, es el problema. En tiempos de recesión, la sociedad del crecimiento nos conduce al colapso económico y, en tiempos de bonanza, nos lleva directamente al colapso ecológico. Este “dilema del crecimiento” se traduce o bien en tasas de paro y de pobreza socialmente inasumibles cuando la economía se hunde, o bien en la dilapidación acelerada de los combustibles fósiles, mayor cambio climático, crisis alimentaria y perdida de biodiversidad cuando la economía rebrota. Para salir de esta “encrucijada del siglo XXI”, no nos valen ni el austericidio ni un nuevo “pacto de crecimiento” (incluso pintado de verde), por cierto ambos impuestos desde arriba.

    De todas maneras, ya no se trata únicamente de una cuestión ideológica. Que guste o no, y por mucho que mejore la tecnología, la era del crecimiento ha terminado. La decadencia estructural del crecimiento del PIB —desde los niveles altos de los años 70 (¡hasta 8% en España!) a niveles bajos o negativos en estos momentos—indica que los países de la OCDE, incluido el nuestro, van a salir del breve periodo de su historia en que su modelo económico, la paz social y el progreso se basaba en un aumento continuo e insostenible de las cantidades producidas y consumidas.

    Ante esta realidad, es hora de poner en macha una “prosperidad sin crecimiento”, entendida como nuestra capacidad de vivir bien y felices dentro de los límites ecológicos de la naturaleza. Esta tercera vía se basa en las siguientes premisas mínimas: redefinir de forma colectiva lo que llamamos riqueza y necesidades; reducir nuestra huella ecológica hasta que sea compatible con la capacidad del planeta; redistribuir el trabajo, las riquezas económicas, los cuidados, la tierra y los recursos naturales en base a la justicia social y ambiental; relocalizar la economía en circuitos cortos de consumo y producción; y desmercantilizar gran parte de nuestras actividades.

    Para alcanzar estos objetivos, tenemos que ejercer el poder que está en nuestras manos. Desde abajo y de forma cooperativa, existen numerosas iniciativas de soberanía alimentaria y agroecología, autosuficiencia energética, banca ética, monedas locales, ciudades en transición, etc que desafían diariamente al coloso liberal-productivista con pies de barro y construyen ya la transición social, ecológica y ética de la sociedad. Este profundo cambio requiere además tejer redes entre todas estas “islas alternativas” para que se vayan conformando en archipiélagos, continente y, ojalá un día, en sistema-mundo.

    Solo tenemos un Planeta pero muchas generaciones presentes y futuras: esta gran transformación no es una utopía, es una necesidad.

    Origen de la noticia: http://www.ecoticias.com/sostenibili...opia-necesidad

  2. #2
    bodhisattva Avatar de Spinoza88
    Fecha de ingreso
    abril-2010
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    3.131

    Los errores de las tesis del decrecimiento económico

    Por Vicenç Navarro


    Una característica de los movimientos ecologistas en Europa es su enorme diversidad ideológica, lo cual se considera como una de sus fortalezas, cuando, a mi entender, podría ser una de sus debilidades. Un número considerable de ellos muestra una sensibilidad maltusiana, que asume que los recursos naturales, como por ejemplo, los recursos energéticos, son fijos, constantes y limitados, concluyendo con ello que el crecimiento económico es intrínsecamente negativo, pues consume unos recursos limitados que se irán agotando con el tiempo, creando una crisis global (ver mi artículo “El movimiento ecologista y la defensa del decrecimiento”, Público, 29.08.13). Estos movimientos han sido muy influenciados por Paul Ehrlich, el fundador del ecologismo conservador.

    En Europa, sin embargo, parece desconocerse el movimiento ecologista de claras raíces socialistas (que lideró Barry Commoner, al que considero uno de los personajes más lúcidos que ha tenido el movimiento ecologista a nivel mundial). Barry Commoner alertó de las consecuencias reaccionarias que el maltusianismo puede tener. Y una de ellas es el movimiento a favor del decrecimiento, aun cuando, incluso ahí, depende de lo que se utilice para definir decrecimiento. El decrecimiento no es un concepto que pueda definirse sin conocer qué es lo que está creciendo o decreciendo. No es lo mismo, por ejemplo, crecer a base del consumo de energía no renovable, que crecer a base del consumo de energía renovable. Y no es lo mismo crecer produciendo armas que crecer produciendo los fármacos que curan el cáncer. El hecho de que haya una u otra forma de crecimiento es una variable política, es decir, depende de las relaciones de poder existentes en un país y de qué clases y grupos sociales controlan la producción y distribución de, por ejemplo, la energía. Barry Commoner solía mostrar cómo en Estados de EEUU en los que había habido gran consumo de energía contaminante no renovable, este consumo había variado a consumo de energía renovable, creando con ello incluso más crecimiento económico. El punto de debate no es, pues, crecimiento o no crecimiento, sino qué tipo de crecimiento, lo que es consecuencia de quién controla tal crecimiento. Este es el punto clave. Como señaló Commoner, las fuentes de energía han ido variando históricamente y ello no ha sido resultado de cambios tecnológicos (como por regla general se explica), sino de cambios políticos. Utilizar una forma u otra de energía es un proceso determinado políticamente.

    El desconocimiento de la historia del socialismo

    Esta es la realidad ignorada por los maltusianos, que desconocen también el enorme debate que ha tenido lugar sobre este tema en la historia del socialismo. En los primeros albores de las revoluciones socialistas, se creyó que el socialismo era la lucha por la distribución de la riqueza creada por los medios de producción, a los cuales se los suponía intrínsecamente positivos, meros instrumentos del progreso. Fue más tarde que se cuestionó este supuesto (que alcanzó su máximo exponente en la Unión Soviética), pues estos medios de producción reflejaban también los valores de los que los habían diseñado. Una fábrica de automóviles, por ejemplo, refleja unos valores que determinan cómo, cuándo y dónde se realiza la producción de bienes y servicios en esa empresa. Y estos valores eran los dominantes en la sociedad capitalista que había creado dichos medios. La protesta frente a esta interpretación del socialismo quedó expresada en el famoso eslogan de que “el socialismo no es capitalismo mejor distribuido”. Mi libro (conocido en el mundo anglosajón) crítico del productivismo en la Unión Soviética, Social Security in the USSR, Lexington Books, 1977, criticó este productivismo, prediciendo, por cierto, el colapso del sistema soviético. El libro fue prohibido en la Unión Soviética, considerándoseme como persona non grata.

    Uno de los puntos que subrayé en aquel libro era que el socialismo tenía que cambiar no solo la distribución de los recursos, sino la forma y tipo de producción. Y para que ello ocurriera era fundamental cambiar las relaciones de poder en el mundo de la producción (con la democratización de la producción, que es distinto a su estatalización) y cambiar el motor del sistema, de manera que el afán de lucro se sustituyera por el afán de servicio a las necesidades humanas, definidos democráticamente. Este fue uno de los debates más vivos que ha habido dentro de la sensibilidad transformadora socialista. Los debates sobre el significado de la revolución cultural china, por ejemplo, con la victoria en aquel país de los sectores capitalistas dentro del Estado chino, condujeron a la China actual, en donde el afán de lucro y el tipo de producción que condiciona han dominado aquel proceso, creando unas enormes desigualdades a la vez que crisis ecológicas.

    (...)

    Florent Marcellesi indica que ello no es suficiente para prevenir el supuesto agotamiento energético, y por lo tanto las crisis económicas y ecológicas, pues añade que “incluso si redistribuyéramos de forma equitativa las rentas entre capital y trabajo, y todos los medios de producción estuviesen en manos de los trabajadores, la humanidad seguiría necesitando los 1,5 planetas que consume hoy en día”.

    Para llegar a esta conclusión (de que el cambio del proyecto capitalista a uno socialista no resuelve el problema, pues los dos, el capitalismo y el socialismo, creen en el crecimiento económico que agotará los recursos), Marcellesi asume erróneamente que yo estoy reduciendo el proyecto transformador (mi propuesta de cómo salir de la crisis) a una mera redistribución de los recursos, sin cambiar ni el tipo ni la forma de los medios de producción, ignorando no solo mis escritos, sino también la extensa bibliografía científica sobre la transformación del capitalismo al socialismo, cosa que ocurre con gran frecuencia entre ecologistas conservadores que, como he dicho antes, desconocen los intensos debates sobre los temas tratados derivados de otras sensibilidades políticas y de otros tiempos.

    (...)

    El determinismo energético no puede sustituir al determinismo político

    Otro punto que considero importante esclarecer es que los cambios de producción pueden ya ocurrir dentro del capitalismo. El socialismo no es un sistema económico-político que toma lugar el año A, día D, con la toma del Palacio de Invierno, sino que se hace y deshace diariamente ya en el capitalismo. Y es ahí donde todo el movimiento a favor del decrecimiento parece ignorar un hecho bastante elemental, y es, como he indicado anteriormente, que el problema no es el crecimiento, sino el tipo de crecimiento. De nuevo, Barry Commoner mostró cómo la utilización de nuevas tecnologías (cuya producción también determina el crecimiento económico) ha permitido poder utilizar ríos en EEUU que eran antes totalmente inhabitables. Y, una vez más, Barry Commoner muestra también como han aparecido muchas formas de energía, que son renovables, que sustituyen a las más tradicionales no renovables, y que también determinan el crecimiento. El problema no es que no haya formas de energía alternativa, sino que estas están controladas por los mismos propietarios que las no renovables. En un momento de enormes crisis, con crecimiento casi cero, que está creando un gran drama humano, las voces a favor del decrecimiento parecen anunciar que ello es bueno, pues así salvamos el planeta. No se dan cuenta de que están haciendo el juego al mundo del capital responsable de las crisis económica y ecológica.

    Por último, varias aclaraciones a bastantes afirmaciones sorprendentes que se están haciendo por portavoces maltusianos sin ninguna evidencia que las avale. No es cierto que el encarecimiento del petróleo y de las materias primas se deba a su escasez. Y tampoco es cierto que la crisis hipotecaria se debiera al crecimiento del precio del petróleo. La crisis financiera ha sido muy estudiada y no puede atribuírsela al crecimiento del precio del petróleo y a la inflación que creó. Y tampoco es cierto que la crisis profunda de los países del sur de Europa se deba a la falta de energía. Este determinismo energético (que la energía es la que condiciona todo lo demás) ignora que son las relaciones de poder, derivadas de la propiedad de la producción y distribución de bienes y servicios, las que configuran la crisis actual (ver mi artículo “El conflicto capital-trabajo en las crisis actuales”, El Viejo Topo, octubre 2013). El hecho de que dichos países estén en crisis se debe al enorme poder que el capital tiene en ellos a costa del mundo del trabajo, poder que se manifiesta en el tipo de producción (incluida la de la energía que se utiliza y consume). La solución pasa por un cambio en estas relaciones de poder, con la democratización del Estado, que originaría no solo una nueva redistribución, sino una nueva producción. Y es en esta estrategia, donde el socialismo y el movimiento ecologista progresista pueden aliarse e incluso converger. Es una lástima que los escritos de Paul Ehrlich, que reflejan la visión conservadora maltusiana del ecologismo (y que paradójicamente recibió un premio de la Generalitat de Catalunya durante la época del tripartito), sean conocidos, mientras que los de Barry Commoner, el fundador del movimiento ecologista progresista en EEUU, apenas sean conocidos en nuestro país. Es un indicador más del conservadurismo que existe en la vida intelectual y política del país.

    Fuente: http://blogs.publico.es/dominiopubli...nto-economico/
    Co-fundador de Save the Rabbits, asociación protectora de conejos y pequeños roedores. Mi twitter: @vgsgusa y el de la asociación @savetherabbits.

    Conoce nuestro trabajo y a nuestros peques aquí: http://savetherabbits.org/ // https://www.facebook.com/savetherabbitsorg/info // http://www.forovegetariano.org/foro/...e-Rabbits-quot

    ¡En Save The Rabbits creemos que un mundo mejor es posible!

  3. #3
    Romansero Avatar de oriola
    Fecha de ingreso
    abril-2009
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    9.259
    ¿Alguien tiene alguna opinión sobre el último libro de Carlos Taibo sobre decrecimiento http://www.decrecimiento.info/2015/0...ecimiento.html ?
    ¿Conoces la cocina solar?

    Soy vehemente, ¿y tú?

    El fin del crecimiento


  4. #4
    Banned
    Fecha de ingreso
    enero-2015
    Mensajes
    74
    Cita Iniciado por oriola Ver mensaje
    ¿Alguien tiene alguna opinión sobre el último libro de Carlos Taibo sobre decrecimiento http://www.decrecimiento.info/2015/0...ecimiento.html ?
    Creo que eso del "decrecimiento", por desgracia, no funciona. El conjunto de ciudadanos no está por la labor de "decrecer", no es la primera vez que este tema sale a la palestra en el último siglo y no será la primera vez que, pasado un tiempo, vuelva a guardarse en el cajón de los recuerdos.

    Un escenario de decrecimento sólo trae dos resultados: mayor injusticia social y mayor violencia y, probablemente, guerra.

  5. #5
    Romansero Avatar de oriola
    Fecha de ingreso
    abril-2009
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    9.259
    Cita Iniciado por pepemadrid Ver mensaje
    Creo que eso del "decrecimiento", por desgracia, no funciona. El conjunto de ciudadanos no está por la labor de "decrecer", no es la primera vez que este tema sale a la palestra en el último siglo y no será la primera vez que, pasado un tiempo, vuelva a guardarse en el cajón de los recuerdos.

    Un escenario de decrecimento sólo trae dos resultados: mayor injusticia social y mayor violencia y, probablemente, guerra.
    No se trata de una elección sobre si queremos o no seguir creciendo. Se trata de cómo vamos a afrontar el decrecimiento y el colapso de los recursos del planeta, del capitalismo, y el demográfico.

    En cualquier caso, preguntaba si alguien conocía el libro. Voy a suponer por tu comentario que tú no.
    ¿Conoces la cocina solar?

    Soy vehemente, ¿y tú?

    El fin del crecimiento


  6. #6
    Usuari@ expert@ Avatar de erfoud
    Fecha de ingreso
    julio-2006
    Ubicación
    San Sebastián (Guipúzcoa)
    Mensajes
    7.110
    He leído un par de libros de Taibo sobre el decrecimiento. Están bien, aunque no me va mucho su estilo de redactar, acartonado, muy al modo de profesor universitario. Si quieres un consejo, mucho mejor las obras del francés Serge latouche, como su espléndido "pequeño tratado sobre el decrecimiento sereno" (Icaria) o "la sociedad de la abundancia frugal (Icaria)
    A mi juicio es un error basar el concepto del decrecimiento únicamente sobre el problema de los recursos. La insostenibilidad tiene otras patas, como la explosión demográfica, las cuestiones ecológicas o, por qué no, la injusticia creciente derivada de la globalización. Es uniendo estos puntos (junto a otros) como obtendremos un cuadro global de próxima insostenibilidad del modelo actual y la inevitabilidad de un modelo, aún por perfilar, de una civilización no basada el el mito crecentista.

  7. #7
    Romansero Avatar de oriola
    Fecha de ingreso
    abril-2009
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    9.259
    Cita Iniciado por erfoud Ver mensaje
    He leído un par de libros de Taibo sobre el decrecimiento. Están bien, aunque no me va mucho su estilo de redactar, acartonado, muy al modo de profesor universitario. Si quieres un consejo, mucho mejor las obras del francés Serge latouche, como su espléndido "pequeño tratado sobre el decrecimiento sereno" (Icaria) o "la sociedad de la abundancia frugal (Icaria)
    A mi juicio es un error basar el concepto del decrecimiento únicamente sobre el problema de los recursos. La insostenibilidad tiene otras patas, como la explosión demográfica, las cuestiones ecológicas o, por qué no, la injusticia creciente derivada de la globalización. Es uniendo estos puntos (junto a otros) como obtendremos un cuadro global de próxima insostenibilidad del modelo actual y la inevitabilidad de un modelo, aún por perfilar, de una civilización no basada el el mito crecentista.
    De acuerdo en que el estilo de Taibo es muy profesor de universidad. Por eso tengo mis dudas sobre pillarme el libro.

    Lo que comentas sobre problema de recusos, yo creo que la explosión demográfica y las cuestiones ecológicas no son más que derivados del primero. De la finitud del medio en que vivimos. Si en lugar de vivir en una bola de roca y agua que flota en el espacio, viviéramos en un planeta infinito se minimizarían los problemas ecológicos, demográficos y demás. Al final en un tema de cantidad de consumo, de impacto ecológico, que deriva de tener unos recursos ecológicos, minerales y energéticos limitados. Y que no sabemos crear la prosperidad sin necesariamente consumir cada vez una cantidad mayor de ellos. O al menos, no con el sistema actual.
    ¿Conoces la cocina solar?

    Soy vehemente, ¿y tú?

    El fin del crecimiento


  8. #8
    Banned
    Fecha de ingreso
    enero-2015
    Mensajes
    74
    Cita Iniciado por oriola Ver mensaje
    No se trata de una elección sobre si queremos o no seguir creciendo. Se trata de cómo vamos a afrontar el decrecimiento y el colapso de los recursos del planeta, del capitalismo, y el demográfico.

    En cualquier caso, preguntaba si alguien conocía el libro. Voy a suponer por tu comentario que tú no.
    Supones mal, Oriola. Tengo el libro, aunque sólo lo he hojeado, porque me lo regaló el propio Carlos, persona a la que conozco desde hará treinta años. Es un gran docente, pero a veces peca de teórico y confía demasiado en la bondad del ser humano. El libro no lo he leído porque sé perfectamente cuales son las ideas que expone, ya que las hemos hablado en más de una ocasión el autor y yo. Esa teoría del decrecimiento controlado que desarrolla en su libro se cae por su propio peso, desde el preciso instante en que es imposible convencer a más del 85 % de los estados nacionales para acordar el reparto de ese "decrecimiento". Ese decrecimiento sólo es posible imponiéndolo por la fuerza, y aún tengo mis dudas.

    Además, el ser humano lleva siglos oyendo decir que todo está a punto de agotarse, no años, siglos. El ser humano evoluciona y se adpata y el día que no se adapte, desaparecerá, confirmando una de las teoría económicas más ciertas: que nada perdura si no evoluciona.

    Respecto a lo que dices del capitalismo, aún siendo un sistema que tiene muuuchos defectos, es el único que responde realmente la forma de ser innata del ser humano. Todos los demás sistemas se han estrellado o han terminado siendo absorbidos por el capitalismo. Ve y dile a los chinos que van a regresar a la economía planificada de la época comunista, a ver qué responden. El éxito del capitalismo no es otro que la cantidad de fracasos que han conseguido el resto de sistemas económicos. Y eso lo sabe cualquiera que sepa lo mínimo. El capitalismo es, en esencia, algo connatural al ser humano. El resto de sistemas son, sencillamente, artificiales y ajenos a cualquier sociedad, y por eso terminan siendo rechazados por éstas.

    De todas formas, el libro se deja leer. Es entretenido, como todo lo que escribe Carlos. Te recomiendo que leas sus libros sobre la Europa del este, tema en el que Carlos Taibo es un indiscutible experto.

  9. #9
    Usuari@ expert@ Avatar de Solalux
    Fecha de ingreso
    septiembre-2011
    Ubicación
    Luxemburgo
    Mensajes
    2.881
    Taibo estuve el jueves aquí en Luxemburgo dando una charla en una asociación cultural española. Me llamaba mucho la curiosidad pero la logística me impidió ir. Y justo ahora veo este hilo. Qué casualidad.
    "The worst sin towards our fellow creatures is not to hate them, but to be indifferent to them, that's the essence of inhumanity". George Bernard Shaw.

    "All the arguments to prove man's superiority cannot shatter this hard fact: in suffering the animals are our equals". Peter Singer

  10. #10
    fb: FerranVeganSpirit Avatar de Ecomobisostrans
    Fecha de ingreso
    octubre-2008
    Ubicación
    Barcelona (Catalunya/Spain)
    Mensajes
    17.939

    El decrecimiento poblacional (o almenos crecimiento 0) sería lo óptimo, pero sino siendo veganos hay para vivir unos 13mil millones de personas en buenas condiciones tipo 1r mundo, o sea, que aun se puede seguir creciendo bastantes décadas.
    · Video: Paredes de Cristal, de Paul McCartney. Difúndelo! - También en otros idiomas. ·
    · Video: La cruda realidad de los lácteos, de Emily Deschanel. Difúndelo! · · Los peces tambien sienten ·
    · ¿Que sucede realmente con los huevos? ·
    · La ONU señala en un informe que una alimentación vegana salvaría al mundo del hambre
    ==== BUSCO NOVIA VEGANA ==== !!! Foto, contacto y descripción: AQUI !!!

 

 
Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. psicofármacos veganos, ¿una utopía?
    Por Umiko en el foro ¡Ya soy vegetarian@!
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 30-dic-2013, 21:33
  2. Vegetarianismo = utopía (recursos limitados en el planeta)
    Por abracadabra en el foro Miscelánea
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 10-jul-2012, 12:54
  3. Presentación”Crisis y utopía en el siglo XXI”.Jueves 1,18:30
    Por animaleslibertad en el foro Miscelánea
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28-jun-2010, 16:19
  4. Decrecimiento
    Por sujal en el foro Miscelánea
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 26-ene-2010, 21:23
  5. Utopía (poema)
    Por figuera en el foro Cuentos, Relatos y otros textos
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 15-may-2009, 22:43

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •