Página 42 de 47 PrimerPrimer ... 324041424344 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 411 al 420 de 467

Tema: Poemas

  1. #411
    Usuario Avatar de Aljandar
    Fecha de ingreso
    mayo-2009
    Mensajes
    2.319

    SINTONÍA

    (Zéjel asonantado)


    Vivir la vida en silencio

    y latir al son del mar...


    Ser pino en una pineda,

    pinsapo en un pinsapar.

    Sentir música de estrellas

    y nostalgia al despertar...


    Vivir la vida en silencio

    y latir al son del mar...

    Llorenç / Lorenzo Vidal

  2. #412
    Mandarinas
    Guest
    -Hijo mío, por favor,
    de tu blando lecho salta.
    -Déjame dormir, mamá,
    que no hace ninguna falta.

    -Hijo mío, por favor,
    levántate y desayuna.
    -Déjame dormir, mamá,
    que no hace falta ninguna.

    -Hijo mío, por favor,
    que traigo el café con leche.
    -Mamá, deja que en las sábanas
    un rato más aproveche.

    -Hijo mío, por favor,
    que España entera se afana.
    -¡Que no! ¡Que no me levanto
    porque no me da la gana!

    -Hijo mío, por favor,
    que el sol está ya en lo alto.
    -Déjame dormir, mamá,
    no pasa nada si falto.

    -Hijo mío, por favor,
    que es la hora del almuerzo.
    -Déjame, que levantarme
    me supone mucho esfuerzo.

    -Hijo mío, por favor,
    van a llamarte haragán.
    -Déjame, mamá, que nunca
    me ha importado el qué dirán.

    -Hijo mío, por favor,
    ¿y si tu jefe se enfada?
    -Que no, mamá, déjame,
    que no me va pasar nada.

    -Hijo mío, por favor,
    que ya has dormido en exceso.
    -Déjame, mamá, que soy
    diputado del Congreso
    y si falto a las sesiones
    ni se advierte ni se nota.

    Solamente necesito
    acudir cuando se vota,
    que los diputados somos
    ovejitas de un rebaño
    para votar lo que digan
    y dormir en el escaño.

    En serio, mamita mía,
    yo no sé por qué te inquietas
    si por ser culiparlante
    cobro mi sueldo y mis dietas.

    Lo único que preciso,
    de verdad, mamá, no insistas,
    es conseguir otra vez
    que me pongan en las listas.

    Hacer la pelota al líder,
    ser sumiso, ser amable
    Y aplaudirle, por supuesto,
    cuando en la tribuna hable.

    Y es que ser parlamentario
    fatiga mucho y amuerma.
    Por eso estoy tan molido.
    ¡Déjame, mamá, que duerma!

    -Bueno, te dejo, hijo mío.
    Perdóname, lo lamento.
    ¡Yo no sabía el estrés
    que produce el Parlamento!

    "Déjame dormir, mamá". José Aguilar Jurado, alias Fray Josepho de la Tarima.

  3. #413
    Usuari@ expert@ Avatar de Vegaña
    Fecha de ingreso
    octubre-2011
    Mensajes
    264
    Pues estoy bastante alucinada... Planeando mi inminente viaje a Galicia he descubierto a Luis Pimentel (1895-1958, si acaso eso es importante) y no puedo dejar de leer.

    Oración para que no se muera un pájaro.

    Señor, ¿por qué un pájaro de cerca puede ser un monstruo?
    Lo tengo en mis manos, y tiemblo de miedo.
    Es como si fuese mi propio corazón.

    Tiemblo, porque puedo matar
    esta flor caliente y viva,
    hacer que por su boca salgan
    todas las mañanas límpidas.

    ¿Por qué un pájaro es cosa siempre nueva para nosotros?
    Señor, ¿por qué en nuestras manos palpita el crimen?
    "Nadie está libre de decir estupideces, lo malo es decirlas con énfasis." Michel Eyquem de Montaigne

  4. #414
    Usuario inactivo Avatar de Calimero
    Fecha de ingreso
    junio-2008
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2.825
    La voz del poeta.

    En lo alto del Faro,
    viendo ir y venir
    a las pobres gentes en sus navegaciones de un día.
    En lo alto del Faro,
    contemplando el abismo de las criaturas y el vértigo de los astros.
    En lo alto del Faro,
    escuchando llegar a los rostros futuros
    y oyendo en lo hondo de las aguas las voces de los muertos.
    En lo alto del Faro,
    amando,
    sabiendo que el amor es un fracaso,
    y cantando,
    sabiendo que su canto no ha de ser comprendido.
    Vestirse, alimentarse,
    ganarse el pan de cada día,
    discutir de las cosas banales,
    endomingarse como cada cual
    y hacer el amor a una dulce estudiante,
    como cualquier empleado de Banca.

    Y sin embargo,
    velar largamente en duelo,
    oír en los silencios el ritmo pavoroso de los tiempos,
    acariciar la marea de las edades inmensas,
    rompiéndose en quejidos y maravillosas melodías
    contra el humilde corazón infortunado
    en lo alto del Faro.
    En lo alto del Faro,
    mientras todos se emborrachan en los festines,
    o corroen su envidia en las duras jornadas de trabajo,
    o acaso buscan sus puñales secretos
    para degollar al niño desconsolado que ellos fueron,
    la mirada rauda de visiones
    persigue el rumbo, en intemperie desconsolada y altiva
    de los navíos futuros.
    Y preguntar a la sangre el porqué del olvido
    e indagar las primaveras que nacen del sollozo terrestre
    y la melancolía que hila el atardecer solitario de los cielos.
    Acariciándolo todo, destruyéndolo todo,
    hundiendo su cabeza de espada en el pasmo del Ser
    sabiendo de antemano que nada es la respuesta.
    En lo alto del Faro.
    La voz del poeta.
    Incansable holocausto.

    Miguel Labordeta.

  5. #415
    Usuario Avatar de Aljandar
    Fecha de ingreso
    mayo-2009
    Mensajes
    2.319
    Como el agua

    Como el agua
    se afana
    callada
    bajo el trigo,

    como la tierra,
    humilde,
    elabora
    metales
    y eleva
    hasta la rosa
    la hermosura,

    así, de esa manera,
    escribirás
    tus versos:
    sólo en hondo
    silencio
    germinan
    las palabras
    luminosas.

    De "La música extremada"

    Miguel D´Ors

  6. #416
    Usuario Avatar de Aljandar
    Fecha de ingreso
    mayo-2009
    Mensajes
    2.319
    Amandiño

    Amando, Amandiño, que eras de Corredoira,
    cómo vuelve esta noche, con qué mágica luz,
    aquel baño silvestre, y nuestras cabriolas
    desnudas por el prado salpicado de bostas,
    y aquella canción tuya, amigo agreste, bucanero de siete años
    -«Ay, ay, ay, bendito es el borracho»-,
    bajando por las hondas carballeiras
    desmedida, insistente y en pelotas.
    De aquel verano todo se ha perdido
    menos aquella hora
    maravillosamente sediciosa.

    Después
    tú te quedaste por tu mundo, libre de calendarios;
    yo me adentré en el olor intacto de los nuevos libros.
    De ellos salía el camino que -cursos, gentes ciudades-
    me ha traído hasta esto.

    Y ahora que contemplo mi vida
    y me vienen ganas de darle una limosna,
    le pregunto a los años
    qué habrá sido de ti, Amandiño, amigo de un verano;
    qué habrá sido de mí.


    Miguel DÓrs

    De "Curso superior de ignorancia"

  7. #417
    Antifrágil Avatar de Shizuko
    Fecha de ingreso
    febrero-2010
    Ubicación
    España
    Mensajes
    947
    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

    Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
    y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

    El viento de la noche gira en el cielo y canta.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

    En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
    La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

    Ella me quiso, a veces yo también la quería.
    Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

    Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
    Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

    Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
    La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

    Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
    Mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Como para acercarla mi mirada la busca.
    Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

    La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
    Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
    Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

    De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.

    Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

    Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
    Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

    Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
    mi alma no se contenta con haberla perdido.

    Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa,
    y estos sean los ultimos versos que yo le escribo.

    Pablo Neruda

  8. #418
    Mandarinas
    Guest
    Final
    (Despedida)

    Remonta pensamiento, el universo
    añil, todo de luz, como bengala
    ansiosa de destino, plena de ala,
    preñada de alegría en blanco verso.

    Remonta, que tu luz sea el reverso
    del tiempo cadencioso, larga escala
    de flor y soledad. Viste de gala
    al sueño en manantial leve y disperso.

    Apártame del llano proceloso,
    del ansia al despertar en la mañana
    cargada de mazmorra negra y foso.

    Emprende vuelo enhiesto a la ventana,
    veloz, cadente, limpio y armonioso
    huyendo de esta senda estrecha y vana.

    Quiero vivir, vivir, estar despierto
    al mar, al cielo azul, a las caderas,
    al labio. Festejar las primaveras
    quiero. Vivir, vivir y no estar muerto.

    Quiero vivir, vivir, notarme cierto,
    amar, alzar la voz a las esferas,
    que dejen su telar las Hilanderas,
    danzar de sol a sol, de puerto en puerto.

    Yo siento digerir la luz ardiendo
    mi alegre corazón y con los dientes
    devoro este festín de estar viviendo.

    Quiero vivir, vivir, sentir valientes
    los golpes de mi sangre repitiendo
    trompetas de clamor por todas fuentes.

    Juan José Vélez.

  9. #419

  10. #420
    Banned
    Fecha de ingreso
    mayo-2013
    Mensajes
    1.329

    El ciego (II) Jorge Luis Borges

    Desde mi nacimiento, que fue el noventa y nueve
    de la cóncava parra y el aljibe profundo,
    el tiempo minucioso, que en la memoria es breve,
    me fue hurtando las formas visibles de este mundo.

    Los días y las noches limaron los perfiles
    de las letras humanas y los rostros amados;
    en vano interrogaron mis ojos agotados
    las vanas bibliotecas y los vanos atriles.

    El azul y el bermejo son ahora una niebla
    y dos voces inútiles. El espejo que miro
    es una cosa gris. En el jardín aspiro,

    amigos, una lóbrega rosa de la tiniebla.
    Ahora sólo perduran las formas amarillas
    y sólo puedo ver para ver pesadillas.

 

 
Página 42 de 47 PrimerPrimer ... 324041424344 ... ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 19-ago-2012, 20:11
  2. Poemas a la Tierra
    Por buscoamitribu en el foro Cuentos, Relatos y otros textos
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 17-nov-2011, 03:40
  3. poemas con vida
    Por freidoradesparragos en el foro Miscelánea
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 01-oct-2010, 07:09
  4. tres poemas animalistas de Larissa Orellana
    Por Aljandar en el foro Cuentos, Relatos y otros textos
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 23-jun-2010, 17:35

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •