Una explosión de colores y sabores preparados con verduras de temporada. Guisantes, zanahorias nuevas, espárragos, cebollas y primeros calabacines. Esta versión vegana del clásico arroz primavera se sirve con un poco de perejil, picado directamente crudo en el plato.


INGREDIENTES
320 g de arroz enano vialone (o carnaroli)
1 manojo de espárragos
200 g de guisantes frescos sin cáscara
2 zanahorias nuevas
2 calabacines
1 cebolla
1 vaso de vino blanco seco
1 litro de caldo de verduras
un mechón de perejil
aceite de oliva virgen extra
pabellones
pimentón


PREPARACIÓN DE LA RECETA


Cortar las puntas de los espárragos y la parte más tierna de los tallos en trozos pequeños. Corte las zanahorias y el calabacín en cubos.


Saltear estas verduras en una sartén con un poco de aceite; dejar que se ablanden sin que adquieran color, durante unos 10 minutos.


En una olla grande, dorar la cebolla picada con unas 2 cucharadas de aceite, hasta que quede transparente.


En este punto, añadir el arroz, dejar tostar y mezclar con el vino blanco. Comienza a añadir el caldo a medida que se absorbe y, cuando el arroz esté medio cocido, añade las verduras.


Ajustar la sal y la pimienta, luego cocinar añadiendo el caldo, poco a poco.


Retirar el risotto del fuego sin dejar de estar "al dente" y servirlo con un poco de perejil picado.


OTROS PREPARATIVOS


Caldo de verduras
Ingredientes:
2 tallos de apio
1 cebolla
1 patata
1 tomate
1 hoja de laurel
un mechón de perejil
algunos granos de pimienta
1,5 litros de agua
pabellones


Poner en una olla todas las verduras limpias y cortadas en trozos grandes, las hierbas y, si lo desea, los granos de pimienta, luego verter agua y sal. Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocer tapado hasta que las verduras estén tiernas. Cuando esté listo, retirar las verduras, sazonar con sal y filtrar.


Se puede guardar durante 2-3 días en el refrigerador, entonces es mejor congelarlo.