LA DIFÍCIL COMPASIÓN

No se trata de que a unos animales sí
y a otros no.
No es cuestión de que unos días sí
y otros no.
Tampoco de que a una horas de día sí
y a otras no.

La verdadera compasión
evita el sufrimiento y la muerte
a todos los animales...
La verdadera compasión
no tiene vacaciones
y se ejercita todos los días...

La verdadera compasión
está presente
en todas las horas del día...

Tan sencillo como eso
y qué difícil se empeñan
algunos en hacerlo.


Eulogio Díaz del Corral

(Revista cultural Tántalo, nº. 34, Cádiz, 2004)


* * *