La mononucleosis es una infección viral causada por el Epstein-Barr. Se transmite a través de la saliva. Por lo que su propagación puede darse por compartir de un mismo vaso, utensilios o comida, al toser, estornudar o besar a una persona infectada.