Resultados 1 al 3 de 3
  1. #1
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444

    "La teoría conspirativa del 11-M mató a mi mujer"


    http://www.zoomnews.es/208450/actual...i-mujer-muerte



    | Domingo, 2 de Marzo de 2014
    "La teoría conspirativa del 11-M mató a mi mujer"

    Con la entrevista a Rodolfo Ruiz, que era el comisario de Vallecas el 11 de marzo de 2004, ZoomNews inicia una serie de artículos en el 10º aniversario de los atentados

    Durante años fue objeto de gravísimas calumnias desde las páginas de 'El Mundo' y los micrófonos de la Cope, donde se llegó a decir que era "colaborador de la masacre"

    La campaña de acoso a la que se le sometió, a él y a su familia, llevó a su mujer a quitarse la vida en 2008

    Ningún cargo político de entonces, ni de ahora, salió en defensa del honor de un comisario clave para detener a los autores de la masacre terrorista


    Rodolfo Ruiz, comisario del Puente de Vallecas el 11-M / ZN
    Eduardo Sánchez

    "Jamás pude imaginar que actuar conforme a la ley, en defensa del interés general de los ciudadanos y en cumplimiento de mis obligaciones me fuera a salir tan caro". Rodolfo Ruiz todavía no se cree todo lo que le ha pasado durante estos últimos diez años. Poco a poco va asimilando el infierno en el que convirtieron su vida y la de su familia el diario El Mundo de Pedro J. Ramírez y la radio de los obispos en la que trabajaba Federico Jiménez Losantos. Ambos medios fueron los buques insignia de la teoría de la conspiración del 11-M, que alimentó portadas y minutos de radio, y que fue consumiendo la vida de Magdalena, su mujer, hasta que no pudo más. Ella es la víctima 193 de aquellos atentados.

    La mañana del 11 de marzo de 2004, el comisario Rodolfo Ruiz fue de los primeros en llegar a la estación de El Pozo. "Quedaban pocos minutos para las ocho y justo estaba saliendo de casa cuando, por la emisora de mi coche, me avisaron de que algo grave había pasado en la estación de tren, porque no paraban de recibir avisos para que enviasen ambulancias y vehículos de policía". Ruiz llevaba casi cinco años como comisario jefe en Puente de Vallecas, un popular barrio al sureste de la capital donde, según reconoce, fue muy feliz. "Llegué pocos minutos después de las explosiones y el panorama que me encontré fue dantesco. Aún tengo grabadas en la memoria las imágenes de los cadáveres, los gritos de los heridos a los que auxiliamos y el sonido de los móviles de los muertos que no paraban de sonar".
    "Aún tengo grabadas en la memoria las imágenes de los cadáveres, los gritos de los heridos, el sonido de los móviles de los muertos que no paraban de sonar" En El Pozo del Tío Raimundo estallaron dos bombas y fueron asesinadas 67 de las 191 víctimas de aquel fatídico día. Su cometido ese 11 de marzo, después de que se confirmó que había sido una cadena de atentados en los Cercanías de Madrid, fue dar apoyo a los equipos antiterroristas. La jueza de guardia que levantó los cadáveres ordenó a sus agentes que recogieran todos los enseres que encontraran en los trenes y los trasladasen a la comisaría de Rodolfo. Once bolsones negros repletos de libros, abrigos, carteras, móviles, mochilas... y una bolsa de deporte con una bomba en su interior que no había explotado.
    La jornada laboral más trágica del comisario terminó cerca de la medianoche. No tenía apetito y se metió a la cama a tratar de conciliar un poco de sueño. A los pocos minutos de acostarse sonó su teléfono. "¿¡Una bomba!? Pegue un grito y salté de la cama. Mis agentes habían localizado una mochila con un artefacto explosivo en su interior mientras estaban haciendo el inventario de objetos, tal y como nos había ordenado el juez instructor. Ya habían desalojado la comisaría y avisado a los Tedax". Cuando el comisario llegó, el artificiero Pedro ya estaba desactivando la bomba en el Parque Azorín. Aquella mochila fue la pieza clave que permitió detener a los responsables del mayor atentado en la historia de Europa, el clavo ardiendo al que se agarraron los conspiranoicos y un auténtico calvario para Rodolfo y los suyos.

    "Fui un perseguido político"

    A los pocos meses de la toma de posesión del Gobierno socialista, el comisario general de Información Jesús de la Morena decide no continuar al frente de la lucha antiterrorista. Le sucede Telesforo Rubio, que nombra a Rodolfo Ruiz jefe de la Brigada Provincial de Información de Madrid. El comisario pasa a coordinar la lucha contra el crimen organizado, las bandas latinas, las organizaciones de ultraderecha, los grupos antisistema... "El ascenso suponía poco más de 100 euros en la nómina, dirigir a 200 agentes y tener la satisfacción de investigar esos delitos", recuerda ahora. Sin embargo, la ilusión por las nuevas responsabilidades le duró poco.
    El 22 de enero de 2005 se produce el intento de agresión a José Bono en una manifestación de la AVT en Madrid. En las imágenes del incidente son identificados dos militantes del PP dirigiendo el palo de una bandera a la cabeza del entonces ministro de Defensa.Desde la Brigada de Información se llamó a estas dos personas para que contaran lo sucedido, sin que fueran en ningún momento detenidos o esposados. Sin embargo, este episodio fue aprovechado por los medios y voceros de la teoría de la conspiración para acusar a Rodolfo Ruiz de seguir al servicio del PSOE: primero el 11-M y ahora el acoso al PP. "Yo fui un perseguido político, estoy plenamente convencido de ello. Trataron de desprestigiarme personal y profesionalmente. Me llamaron nazi, que si era peor que los de las checas, que si había hecho un cesto, había hecho un ciento...". Al coro de ignominias se sumó la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre -que habló de la Gestapo-, y su mano derecha en el partido, Francisco Granados -al que ahora acaban de encontrar una cuenta oculta en Suiza-, que lograron sentar en el banquillo de los acusados al comisario Ruiz y a dos inspectores.
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  2. #2
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    Esperanza Aguirre y Francisco Granados se sumaron al coro de ignominias contra Rodolfo Ruiz y le acusaron de "nazi" y de formar parte de la Gestapo "Aquel juicio fue una pesadilla para mí, mi mujer y mis hijos. Tuvimos que aguantar insultos por parte de miembros de las Nuevas Generaciones del PP que estaban entre el público. 'Se va a librar el de la mochila', se decían mientras me señalaban. Mi mujer llegó a tener un enfrentamiento con ellos". No le respetaron ni las lágrimas que no pudo contener en su alegato final. En la radio de los obispos le compararon con los policias de los GAL Amedo y Domínguez, le acusaron de colaborar con los terroristas, de coordinar los atentados, de sembrar de pruebas falsas el sumario del 11-M... La dura condena que le impuso la Audiencia Provincial de Madrid fue anulada completamente por el Supremo, quien hizo durísimos reproches al tribunal sentenciador. "Se pasaron dos años machacándome todas las mañanas, fue un ensañamiento inhumano contra mí y contra mi familia. Yo era un funcionario que simplemente hizo su trabajo y que sólo pensaba en jubilarme en poco tiempo. Sin embargo, aquel juicio agravó una patología crónica que padezco y me provocó un amago de infarto por la enorme tensión que sufrí".
    De aquellos años a Rodolfo también le queda el recuerdo amargo del silencio y el abandono institucional. "En mi casa llevamos con pena que ningún mando superior, ni el presidente del Gobierno, ni el ministro del Interior, ni nadie, saliera a defender nuestra actuación en aquel episodio y en el 11-M. Bono sólo se puso en contacto conmigo una vez que me absolvió el Supremo, pero nunca antes. Mi mujer, que fue la que cogió la bandera de la defensa de mi honor, mandó cartas a todo el mundo, y sólo recibimos una respuesta protocolaria de la Casa Real. Incluso abordó en más de una ocasión a Rajoy, que era vecino, pidiéndole que pararan esta persecución". Aún está esperando una disculpa de todos aquellos que le acusaron falsamente, desde cargos políticos hasta vecinos de toda la vida que le apartaban la mirada cuando se cruzaban en el pueblo en el que nació.


    Flores en la vía de la estación de El Pozo / Getty El pozo de Magdalena

    "Por aquella época yo no leía, ni escuchaba, ni veía lo que se decía de mí. El entorno trataba de preservarme de todo aquello, aunque a veces me llegaban cosas. Magdalena, en cambio, sí se obsesionó. Era muy luchadora y sólo quería salvar a una familia a la que estaban hundiendo". Rodolfo conoció a su mujer en 1973. Ella era funcionaria del cuerpo auxiliar de la Policía y no tardaron mucho en casarse y formar una familia. Les encantaba ir a las fiestas del pueblo y pasar los fines de semana en la sierra. Pero la campaña de acoso emprendida por Pedro J. Ramírez y Jiménez Losantos contra su marido la fue apagando poco a poco.
    "Ella no entendía por qué nos estaban haciendo esto. Por qué iban a por mí y nuestra familia. Cuando me absolvió el Supremo, decidimos irnos unos días a la playa para desconectar. Pero ella no paraba de darle vueltas a todo, comenzó a padecer insomnio, no podía concebir que quedaran impunes los jueces que me habían condenado injustamente, que mis superiores no hubieran dado la cara por mí... Fue en ese viaje cuando yo vi que la cosa no estaba bien y que mi mujer estaba muy hundida". Magdalena cae a un pozo al que le empujan los que venían arrastrando por el fango a su marido desde hace ya cuatro años y es ingresada finalmente en un hospital.
    "Los médicos me dijeron que a mi mujer le afectó de manera decisiva toda la campaña de la teoría de la conspiración sobre el 11-M. Sin ella, mi mujer estaría viva" "Aquella mañana del 10 de octubre de 2008 le acompañé al comedor de la clínica. Recuerdo que le dije, 'Magdalena, tú que has luchado tanto por mí, lucha ahora por ti'. Ella me respondió que quería morirse. Le comenté a la responsable psiquiátrica que la veía mal, muy baja de ánimos, pero me dijo que no me preocupara. A las dos horas, cuando ya estaba en casa preparándome para salir a visitarla de nuevo, me llamaron y me dieron la fatal noticia". Rodolfo detiene ahí el relato. Su rostro afable se congela; sus manos, en constante movimiento hasta entonces, se detienen sobre la mesa; su mirada se pierde... "Los médicos me dijeron que a mi mujer le afectó de manera decisiva toda la campaña de la teoría de la conspiración. Ella es la víctima número 193 del 11-M [a los 191 asesinados en los trenes se suma el GEO que murió en la explosión del piso de los islamistas en Leganés]. Si no hubieran montado toda esa campaña contra mí, mi mujer estaría viva".

    LeerMás




    Rodolfo poco a poco fue saliendo de ese durísimo golpe que le dio la vida. Volvió a refugiarse en la soledad de las montañas de Peñalara y Gredos, que tanto amaba, y a reunir fuerzas para recopilar todas las barbaridades que de él dijo Jiménez Losantos durante años. "Valoré también presentar una querella contra Pedro J., pero me lo desaconsejaron por el poder del personaje". Durante el juicio, el locutor no le aguantó la mirada al comisario a quien había insultado muchísimas mañanas. El tribunal desestimó la querella, sin embargo, aduciendo que acusaciones de complicidad con los terroristas del 11-M, colocar pruebas falsas o inventarse la mochila bomba, quedaban amparadas por la libertad de expresión. "Fue el mayor desengaño judicial de mi vida. El tribunal institucionalizó judicialmente las injurias y calumnias y le salieron gratis conmigo, que soy un simple padre de familia, mientras que otros con más poder -se refiere al ministro Ruiz Gallardón o al exdirector de ABC, José Antonio Zarzalejos- lograron que le condenasen".

    Rodolfo ya no tiene ganas de seguir batallando. Da por cerrado aquel triste episodio que ha marcado su vida. Al preguntarle si alguna vez ha lamentado estar aquella mañana del 11-M al frente de la comisaría de Vallecas responde que nunca. "Actué con mi ética profesional y con mi deber de ayudar a aquella gente que eran mis vecinos". Ya no espera, tampoco, que ninguna autoridad política le condecore por su labor y dedicación en atender a las víctimas del mayor atentado de la historia de España, ni por su dedicación en desmantelar las bandas latinas de delincuencia en Madrid. "Sólo deseo que esta gente que me ha hecho tantísimo daño sufran lo que hemos sufrido mi familia y yo. ¡Jamás, jamás, jamás podré perdonarles y olvidar lo que nos han hecho!". Es el único momento en el que Rodolfo aprieta los puños y eleva su voz.
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  3. #3
    Usurero experto Avatar de gatera
    Fecha de ingreso
    abril-2013
    Ubicación
    A 80 Km de Ibiza
    Mensajes
    7.123

    Jiménez Losantos (y Pedro J. Ramírez) es un carroñero, con perdón para los animales carroñeros, al que algún día le ajustarán las cuentas. Es lo que pasa cuando siembras zizaña.

 

 

Temas similares

  1. Presentación del libro: "Veganismo. De la teoría a la acción." Salamanca
    Por Vettel en el foro Activismo, Conferencias, Congresos
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 27-mar-2015, 08:46
  2. Respuestas: 9
    Último mensaje: 31-ago-2011, 14:41
  3. "Mi teoría del gran pulpo" (charla sobre el funcionalmiento del poder)
    Por Matriz en el foro Activismo, Conferencias, Congresos
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 08-ago-2011, 11:38
  4. David M. Rivas "La teoría del decrecimiento es revolucionaria"
    Por Senyor_X en el foro Medio Ambiente y Salud Pública
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 08-jun-2011, 12:04
  5. Yo maltrato y mato animales "lo normal".
    Por Alex en el foro Miscelánea
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 16-may-2011, 12:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •