Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 13
  1. #1
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444

    Bienestarismo ¿ayuda o perjudica a los animales? ¿de jaulas + grandes a más vacias?


    a ver si nos rogocijamos o no


    http://especismocero.org/index.php/a...las-mas-vacias

    Bienestarismo: ¿ayuda o perjudica a los animales?, ¿de jaulas más grandes a jaulas más vacias?

    Escrito por Dr. Oscar Horta


    El movimiento por el bienestar animal comenzó a principios del siglo XIX. Busca que la utilización de los animales suponga el menor sufrimiento posible para éstos. El movimiento por los derechos animales (o movimiento por los derechos de los animales) surge en la década de los 70, y busca acabar con la utilizacion de los animales. Se trata, así, de dos movimientos con objetivos distintos. El bienestarismo defiende aquello que la defensa de derechos para los animales cuestiona: la utilización de éstos como objetos para nuestro uso.

    Sin embargo, dada lo dificultoso de la obtención de los objetivos del movimiento por los derechos animales, ha habido toda una serie de organizaciones y activistas dentro de éste que han optado por asumir como estrategia la práctica propia del movimiento bienestarista, luchando por conseguir regulaciones que alivien el sufrimiento de los animales que los seres humanos utilizan como recursos. Esta estrategia, que con el fin de conseguir finalmente la abolición de la explotación de los animales y el reconocimiento de derechos para ellos, adopta una línea de acción bienestarista es lo que se conoce como nuevo bienestarismo (neo-bienestarismo).


    Los argumentos para adoptar una estrategia neo-bienestarista son los siguientes:

    1. Conseguir y, en este momento, mejoras concretas para los animales.
    2. Conseguir cambios en la ley, pues éstos tienen un peso real, mayor que el que se consigue con cambios de opinión en el público.
    3. Las mejoras bienestaristas conducirán finalmente a la abolición del uso de los animales.


    Tales argumentos resultan susceptibles de ser criticados como sigue:
    1.-Con el nuevo bienestarismo sólo son defendidos intereses secundarios de los animales. Sus intereses más fundamentales son frustrados. Se consiguen mejoras mínimas, como que animales que viven toda su vida encerrados para ser luego matados gocen de unos centímetros más de espacio.
    2.-Los cambios relevantes son los que se dan en las actitudes de la gente, a nivel de la opinión pública, pudiendo ser los cambios en la ley sólo un mero reflejo de éstos. Vemos esto si analizamos de que forma se articula hoy la discriminación especista que sufren los animales no humanos:


    Estatuto actual de los animales no humanos:

    NIVEL
    / Estatuto / Consecuencias de la Posesión de tal Estatuto / Razones para la posesión de tal Estatuto

    Legal
    Objetos de propiedad / Carencia de derechos / Desconsideración por sus intereses y utilización para fines humanos

    Socio-económico / Recursos / Utilización para fines humanos / Desconsideración por sus intereses

    Moral
    Objetos no plenamente considerables / Desconsideración x sus intereses / Actitudes especista


    La consecuencia general que se deriva es que es a nivel de las actitudes donde realmente se ha de dar la lucha por el fin de la discriminación de los animales, encontrándose la lucha en un plano económico o jurídico subordinada a éste.
    3.-No hay ninguna relación entre reformas incrementales y abolición. El hecho de reducir el sufrimiento de un animal no hace que el fin de su uso esté más cerca. En la práctica, tras casi dos siglos de movimiento bienestarista no se han observado avances significativos de cara a la abolición de la utilización de los animales, y no se ve una relación clara entre los que se han podido dar y el bienestarismo. Aquéllos más bien parecen debidos al cuestionamiento del especismo llevado adelante por el movimiento que exige derechos, no bienestar para los animales.
    Por el contrario, el uso de los animales es legitimado y reforzado con su regulación. De hecho, quienes utilizan a los animales defienden el “bienestar animal”.Se da así la paradoja de que explotadores de animales y defensores del nuevo bienestarismo mantienen el mismo discurso: podemos explotar a los animales, pero garantizando que su sufrimiento se minimiza.
    Por otra parte, las campañas bienestaristas, destinadas a conseguir cambios legales, implcan una enorme cantidad de recursos. Éstos son, así, derrochados, cuando podrían tener unos resultados mucho mayores de ser destinados directamente a la concienciación del público, que es quién realmente puede influir, básicamente a través de sus opciones como consumidor, en que los animales sean utilizados o no.
    La alternativa: el cuestionamiento del especismo.
    Esta estrategia evita los errores en los que cae el bienestarismo, caracterizándose por lo siguiente:

    • Con la defensa de los derechos de los animales se defienden intereses básicos, no secundarios.
    • No se trata de un planteamiento utópico, sino altamente realista. Lo que defiende es un enfoque incremental basado en la reducción progresiva de la demanda de productos animales (y paulatinas prohibiciones de áreas de uso de los animales según aumente la conciencia social).
    • El especismo, que es la raíz del uso de los animales, se ve así cuestionado.
    • Se logra una máxima efectividad de los recursos empleados
    Última edición por Snickers; 23-nov-2010 a las 23:54
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  2. #2
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    pues yo me lo guiso y yo me lo como, q me parece un texto muy digno de comer

    Cita Iniciado por Snickers Ver mensaje
    El movimiento por el bienestar animal comenzó a principios del siglo XIX. Busca que la utilización de los animales suponga el menor sufrimiento posible para éstos. El movimiento por los derechos animales (o movimiento por los derechos de los animales) surge en la década de los 70, y busca acabar con la utilizacion de los animales. Se trata, así, de dos movimientos con objetivos distintos. El bienestarismo defiende aquello que la defensa de derechos para los animales cuestiona: la utilización de éstos como objetos para nuestro uso.
    En consecuencia se puede concluir q llevamos pocas décadas como movimiento por los derechos animales y no se puede achacar a un neobienestarista lo q ha ocurrido en los últimos 200 años ya q su escenario es reciente (de no serlo no sería neobienestarista, sería simplemente bienestarista)

    Sin embargo, dada lo dificultoso de la obtención de los objetivos del movimiento por los derechos animales, ha habido toda una serie de organizaciones y activistas dentro de éste que han optado por asumir como estrategia la práctica propia del movimiento bienestarista, luchando por conseguir regulaciones que alivien el sufrimiento de los animales que los seres humanos utilizan como recursos. Esta estrategia, que con el fin de conseguir finalmente la abolición de la explotación de los animales y el reconocimiento de derechos para ellos, adopta una línea de acción bienestarista es lo que se conoce como nuevo bienestarismo (neo-bienestarismo).


    Los argumentos para adoptar una estrategia neo-bienestarista son los siguientes:

    1. Conseguir y, en este momento, mejoras concretas para los animales.
    2. Conseguir cambios en la ley, pues éstos tienen un peso real, mayor que el que se consigue con cambios de opinión en el público.
    3. Las mejoras bienestaristas conducirán finalmente a la abolición del uso de los animales.
    no estoy del todo de acuerdo con q todo aquel q valore las regulaciones lo hace como estrategia (lo cual Oscar no contempla) ni q lo haga con intención de conseguir finalmente la abolición. Hay más motivos para valorar dichas regulaciones, y además no se tiene pq adoptar solo dicha "línea" ya q se puede tener lineas de acción de diverso índole (entre ellas el cuestionamiento del especismo)

    Tales argumentos resultan susceptibles de ser criticados como sigue:
    1.-Con el nuevo bienestarismo sólo son defendidos intereses secundarios de los animales. Sus intereses más fundamentales son frustrados. Se consiguen mejoras mínimas, como que animales que viven toda su vida encerrados para ser luego matados gocen de unos centímetros más de espacio.
    Bueno, eso será si solo se hace presión en el ámbito de las regulaciones, las cuales se pueden hacer simplemente para mejorar y aliviar las condiciones de los animales. Pero los grupos neobienestaristas hacen activismo de más ámbitos, hacen concienciación social cuestionando el especismo lo cual hace crecer la cantidad de gente q puede ser considerada propia de ayudar a presionar, durante el proceso de su cambio, a quién ha de gestionar dichas regulaciones.

    Lo q ya me parece cuestionable es dirigirse al explotador en vez de al regulador

    2.-Los cambios relevantes son los que se dan en las actitudes de la gente, a nivel de la opinión pública, pudiendo ser los cambios en la ley sólo un mero reflejo de éstos. Vemos esto si analizamos de que forma se articula hoy la discriminación especista que sufren los animales no humanos:
    La consecuencia general que se deriva es que es a nivel de las actitudes donde realmente se ha de dar la lucha por el fin de la discriminación de los animales, encontrándose la lucha en un plano económico o jurídico subordinada a éste.
    Así es, pero ello no hace q las regulaciones hayan de ser contraproducentes

    3.-No hay ninguna relación entre reformas incrementales y abolición. El hecho de reducir el sufrimiento de un animal no hace que el fin de su uso esté más cerca. En la práctica, tras casi dos siglos de movimiento bienestarista no se han observado avances significativos de cara a la abolición de la utilización de los animales, y no se ve una relación clara entre los que se han podido dar y el bienestarismo. Aquéllos más bien parecen debidos al cuestionamiento del especismo llevado adelante por el movimiento que exige derechos, no bienestar para los animales.
    Así es, y aunq no concreta q son para él avances significativos (creo q para mi ellos son los culturales, pero también creo q para ello ha jugado un papel clave internet, herramienta secundaria pero trascendente en el tema de la concienciación social) ello no indica q cuestionando el especismo no se puedan adquirir mejoras realmente bienestaristas, lo cual aunq no sea la meta del cuestionamiento del especismo sí es un pequeño alivio temporal para los animales q están en X condiciones.

    Las condiciones de los animales en estos siglos de bienestarismo iban acordes a los tiempos de mecanización de los productos lo cual no es algo q los bienestaristas pudiesen cambiar cuando eran pocos y a la par la población q explotaba animales (o sea casi toda) crecía en proporciones mucho mayores. Exponencialmente esto se ha visto claro con la explosión demográfica de los años 50-60 y el boom de la ganadería intensiva

    Además q el q los explotadores q se hacen publicitar como bienestaristas se llamen así no supone q realmente den mejor bienestar a sus animales, supone q usan el término pero no q lo sean

    Por el contrario, el uso de los animales es legitimado y reforzado con su regulación. De hecho, quienes utilizan a los animales defienden el “bienestar animal”.Se da así la paradoja de que explotadores de animales y defensores del nuevo bienestarismo mantienen el mismo discurso: podemos explotar a los animales, pero garantizando que su sufrimiento se minimiza.
    Quienes usan animales no legitiman su utilizacion, más bien los usan pq es legal su utilización. Que la regulación del uso de animales refuerce su uso no creo q sea de tal manera graduable como para considerar q entonces están peor por dichas mejoras. ¿como se mide ese supuesto refuerzo? No se de donde saca q exista tal refuerzo, no se pq ello hace q los animales sean más propiedades y más recursos por lo q sus intereses y derechos han de estar más difíciles de conseguir (no se pq el aspecto cualitativo se ha mezclar con el cuantitativo de esa manera). Más q nada pq como ya se ha dicho es la concienciación antiespecista la q puede hacer tambalear dicho estatuto de propiedad al incidir en un cambio social, de una actitud especista a una no especista. Y dicho cambio nos guste o no será gradual en el tiempo, y en consecuencia no se pq durante dicho proceso los animales q en esos tiempos estén explotados han de seguir sufriendo lo mismo y no puedan sufrir menos. Por esa regla de tres cuanto más sufran mejor para cuestionar su estatus de propiedad, idea q considero cuestionable aunq tenga sus toques de cierta ya q la gente se empatiza más con las víctimas cuanto más sufren éstas

    el público, que es quién realmente puede influir, básicamente a través de sus opciones como consumidor, en que los animales sean utilizados o no.
    Sí, el peso lo ha de tener la concienciación antiespecista, pero dicha concienciación no promete q haya de ser instantanea, más bien suele ser gradual en el tiempo y en el compromiso. Y, en ese proceso, q el animal sufra menos es tan propio de aceptar como el q a dicha gente se le conciencie mejor mostrando unas penosas situaciones y no a vacas de ganadería extensiva ecológica viviendo al aire libre


    La alternativa: el cuestionamiento del especismo.

    Esta estrategia evita los errores en los que cae el bienestarismo, caracterizándose por lo siguiente:
    • Con la defensa de los derechos de los animales se defienden intereses básicos, no secundarios.
    • No se trata de un planteamiento utópico, sino altamente realista. Lo que defiende es un enfoque incremental basado en la reducción progresiva de la demanda de productos animales (y paulatinas prohibiciones de áreas de uso de los animales según aumente la conciencia social).
    • El especismo, que es la raíz del uso de los animales, se ve así cuestionado.
    • Se logra una máxima efectividad de los recursos empleados
    Pues es q lo subrayado por mi podría ser considerado como neobienestarista, y de hecho así se considera por alguna gente.

    Creo q el q en USA hayan tenido unas malas decisiones algunas orgs animalistas al negociar con los explotadores y al centrarse en regulaciones no hace q todo escenario donde se valoren algunas regulaciones haga q en consecuencia a todo quien las valora se le pueda tildar de bienestarista. Entre otras cosas pq el neobienestarismo no es lo mismo q el bienestarismo aunq se le haya calificado con un término despectivo y de por sí maniqueo

    Quienes deberían de centrarse en el tema de las regulaciones habrán de ser los partidos políticos animalistas, y no las ongs animalistas que lo pueden hacer en todo caso en pedir la abolición de la explotación en determinadas situaciones, aunq ello no acabase con el estatuto de propiedad de los animales (pero les beneficiase al bloquear un mercado de explotación)

    En resumen, q creo q el como se mira al tema este del (neo)bienestarismo no me parece del todo acertado
    Última edición por Snickers; 24-nov-2010 a las 12:37
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  3. #3
    Perruna Avatar de Kirian
    Fecha de ingreso
    octubre-2010
    Ubicación
    Presente: Badajoz, Futuro: Incierto
    Mensajes
    2.545
    Snickers, le das vida a esta madrugada!me pongo a leer...
    "Uno no se conoce a si mismo hasta que atrapa el reflejo de otros ojos que no sean humanos" - Loren Eiseley.
    http://asociacion-recal.blogspot.com/


  4. #4
    Veganismo RV (VRV) Avatar de RespuestasVeganas.Org
    Fecha de ingreso
    diciembre-2006
    Ubicación
    Madrid (España)
    Mensajes
    5.622
    Artículo también disponible aquí: Oscar Horta

  5. #5
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    Creo interesante añadir q la intención de colgar el texto y comentarlo era por la temática q tiene, pero al hacerlo puede parecer q en parte refuto las ideas de Oscar Horta, en cuya web no está este texto

    Por añadir más aportaciones de Oscar Horta sobre esta temática voy a colgar un extracto de una entrevista colgada en la web de Equanimal

    http://equanimal.org/index.php?optio...tica&Itemid=35

    ¿Cuál es su análisis de la obra de Gary L. Francione? ¿Existe algúna línea argumental en su obra con la cual no esté usted de acuerdo?

    La obra de Francione es importante fundamentalmente por dos motivos:
    (a) Ha sido quien ha apuntado de modo más claro las diferencias entre los distintos movimientos que se han autodefinido como de defensa de los animales no humanos. Lo ha hecho al poner de manifiesto la distinción entre el movimiento por el bienestar y el que llama movimiento por los derechos animales.

    El primero acepta la utilización de animales no humanos como recursos, pero siempre que se minimice el daño que se les ocasione.

    El segundo rechazaría tal utilización, asumiendo la necesidad del reconocimiento de derechos legales para los animales no humanos.

    (b) Por otra parte, Francione ha destacado como analista de las distintas estrategias llevadas a cabo por el movimiento por los derechos animales para conseguir sus objetivos. Más aun, prácticamente podemos decir que es el primero en haber planteado esta cuestión con rigor. Por estos dos motivos, el trabajo de Francione es un punto de referencia fundamental. Recomiendo vivamente su lectura a todos aquellos y aquellas interesadas en la defensa de los animales no humanos. Diría que Francione ha dado en el clavo en muchos de sus análisis.

    Hay, no obstante, algunos puntos en los que difiero de su posición.
    Estos los agruparía en los siguientes dos bloques.

    • 1º) Francione lleva a cabo un análisis que subyace a su trato de la cuestión, y que es el que le lleva a utilizar la terminología de los derechos. Ha sostenido que el motivo básico por el que los animales no humanos son utilizados como recursos es porque son nuestras propiedades. Así, el reconocimiento de derechos implicaría en primer lugar el fin del estatuto legal de propiedades de los animales no humanos.

      Considero, sin embargo, que lo que sucede no es que los animales no humanos sean explotados porque sean nuestras propiedades, sino que, a la inversa, se les atribuye el estatuto de propiedades a partir del hecho de que son explotados. Esta distinción no es ninguna trivialidad, como podría parecer. Pienso que debemos tomar como punto de partida el hecho de que se discrimina moralmente a los animales no humanos, en el sentido de que no se da importancia a sus intereses o se les da menos que a los de los humanos. Es esto lo que lleva a que sean utilizados como recursos. Y este es el motivo por el que la ley reconoce que son nuestra propiedad: para así regular el modo en el que tal uso se lleva a cabo.

      Esto es importante, pues implica que donde se encuentra la raíz del asunto no es en el estatuto legal de los animales no humanos, sino en las actitudes especistas que la inmensa mayoría de los seres humanos tienen hacia ellos.

      De acuerdo con esto, cabe inferir que el quid de la cuestión no radique en el reconocimiento de derechos a los animales no humanos, sino en el cese de su discriminación especista. Téngase en cuenta que, en una sociedad que no permite el uso como recursos de seres humanos, abandonar el especismo implica necesariamente rechazar el uso de animales no humanos.

      Quienes defienden el uso de animales no humanos (y no el de humanos) y dicen ser antiespecistas simplemente no son antiespecistas. Ahora bien, se puede dejar de usar animales no humanos sin dejar de ser especista. (Por otra parte, añadiría que la búsqueda de derechos legales es algo particular al momento histórico en el que nos encontramos, en el que en los sistemas legales la protección de los individuos se codifica en derechos).

      Por todo ello, yo preferiría hablar, más que de movimiento por los derechos animales, de movimiento antiespecista, aun y cuando, por supuesto, este busque hoy en día el reconocimiento de derechos legales para los animales. Pero es preciso insistir en que ambos términos no definen lo mismo: repito que hay quienes no se oponen al especismo y, no obstante, propugnan el reconocimiento de derechos a los animales no humanos que impidan su uso como recursos.


    • 2º) Por otra parte, en lo que toca a las estrategias a seguir para una defensa adecuada de los animales no humanos, Francione ha criticado la consistente en buscar la regulación del modo en que se usa a estos. Francione ha indicado que las campañas de este tipo pueden dar a la opinión pública la opinión de que lo objetable del uso de animales no humanos es el modo en el que estos son tratados, en lugar de su uso en sí. Francione ha llamado a esta estrategia “nuevo bienestarismo”.

      Este término a mí me parece que es un tanto equívoco, pues lleva a confusión entre la búsqueda de determinados fines y una estrategia particular que podemos adoptar para conseguir tales fines.

      Recapitulemos. El bienestarismo busca minimizar el daño sufrido por los animales no humanos al ser usado. Para ello echa mano de una estrategia, consistente en la búsqueda de regulaciones. A su vez, hay quien quiere abolir el uso de animales y piensa que consiguiendo regulaciones puede hacerlo. Esta posición es claramente diferente de la anterior. Hay que dar un nombre, pues, a la estrategia como tal. No hay unos objetivos finales que distingan como tal al “nuevo-bienestarismo”. Hay unos objetivos finales (resultantes de una posición moral o principios especistas combinados con cierta preocupación por los animales no humanos) que definen al bienestarismo, y hay unos objetivos finales que definen al movimiento que busca el fin del uso de animales (téngase en cuenta que dentro de este caben tanto antiespecistas como aquellos especistas que rechacen el uso de animales). Y hay una estrategia que busca regular el modo en el que se usa a los animales no humanos.

      Por ello, pienso que podría ser más adecuado utilizar una terminología diferente, y hablar de la estrategia regulacionista. Por otra parte, hay que tener en cuenta que esta no es la única estrategia que utiliza el bienestarismo. El bienestarismo también utiliza otras vías de acción, como la educación al público para que este no se comporte cruelmente con los animales no humanos. Así, el regulacionismo es una vía de acción que utiliza fundamentalmente el bienestarismo, aunque también se ha usado desde otras posiciones. Una alternativa que defiende Francione ante el regulacionismo es el llamado abolicionismo. Lo que este vendría a defender sería la prohibición paulatina de las diferentes prácticas en las que se utiliza a los animales no humanos.

      El abolicionismo es, pues, una estrategia. Podemos también llamar abolicionismo a una posición moral u objetivos últimos, que definiría la búsqueda de la abolición del uso de animales no humanos. Pero entonces este término ya no puede ser identificado con una estrategia concreta, quienes creen que el mejor modo de conseguir tal abolición es mediante regulaciones buscan realmente tal abolición.

      Por ello es mejor diferenciar el abolicionismo como estrategia, para evitar confusiones con esta otra acepción, distinta, del término. Hay quien prefiere utilizar el término movimiento para denominar aquello que se hace con un mismo objetivo final, otros sostendrán que no, que lo que define a un movimiento como tal es también la adopción de una determinada estrategia. Quienes hablan del movimiento abolicionista normalmente refieren esto último, puesto que se buscan diferenciar de quienes adoptan una estrategia regulacionista para conseguir los mismos fines que ellos buscan. En la práctica, este ha sido el caso de Francione que ha acabado distinguiendo no ya dos sino tres movimientos distintos: el bienestarista, el que llama nuevo-bienestarista y el abolicionismo.

      El primero se distinguiría de los dos últimos en los fines que busca, los dos últimos no, sino en las estrategias que siguen.

    Ocurre que las campañas abolicionistas no se ven totalmente libres de posibles consecuencias indeseables. Ello se debe a que pueden dar la impresión de que lo que se ha de rechazar son ciertos usos de los animales y no otros (por ejemplo, si se entiende que sólo las corridas de toros, y no el consumo de animales como comida, son cuestionables).

    El regulacionismo parece sin duda más problemático que el abolicionismo de cara a generar confusiones, pero este último no se ve tampoco libre de objeciones al respecto. Por supuesto, habrá una parte del público que entenderá sin malentendidos de esta índole las campañas abolicionistas y las regulacionistas, pero también habrá otra que no lo hará.
    Última edición por Snickers; 27-nov-2010 a las 17:25
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  6. #6
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    http://equanimal.org/index.php?optio...tica&Itemid=35

    Me gustaría añadir, al margen de esto, que considero que el problema fundamental de ambas estrategias, regulacionismo y abolicionismo, más que el de que pueda dar al público una opinión distorsionada de lo que buscan los activistas antiespecistas, radica en que conllevan un gasto de recursos absolutamente desmesurado que consigue unos resultados francamente reducidos en comparación con otras vías de acción. La introducción de una regulación o una prohibición lleva por lo normal bastante tiempo, y requiere del empleo de muchísimo esfuerzo y dinero. Y sería engañarnos a nosotros mismos no reconocer que su alcance es limitado, especialmente en el caso de las regulaciones: las mejoras que consiguen ayudan sin duda a algunos animales.

    Pero, francamente, están lejos de ser significativas si vemos la situación en conjunto (puesto que o introducen regulaciones sobre aspectos no esenciales de la explotación de algunos animales no humanos o prohiben prácticas muy marginales, dado que no se puede lograr hoy en día una prohibición significativa –como, por ejemplo, de la abolición del consumo de animales o de la vivisección–). El empleo de tales recursos para difundir el vegetarianismo y el cuestionamiento del especismo implicarían unos resultados mucho más notables. Si los esfuerzos dedicados a las campañas regulacionistas se empleasen con este otro fin, veríamos una disminución en la demanda del consumo de animales que ahorraría a muchos de estos una vida de sufrimientos y la muerte.

    La vía de acción más productiva ha de ser una que busque reducir al máximo el número de animales no humanos utilizados. Y lo que decide el número de animales que sufren esta suerte es básicamente la demanda. No se cría y mata a los animales porque haya unos granjeros malvados a quienes se les antoje hacerlo, sino porque la mayor parte de la gente paga para que ello se lleve a cabo. Así, la estrategia que parece que puede disminuir de modo más notable el uso de animales no humanos será otra distinta. Es, de hecho, una que Francione ha tenido en cuenta (me parece que con creciente atención) junto al abolicionismo.
    Consistirá, más bien, en convencer a la población para que abandone tal uso. Y entiendo que a corto y medio plazo el mejor modo de conseguir esto es mediante una argumentación antiespecista. Esperar a que la situación sea más favorable para poner esta estrategia en práctica equivale a resignarse a no hacerlo jamás, puesto que si no empezamos a difundir tales argumentos no habrá forma de que lleguemos a un contexto en el que el antropocentrismo sea cuestionado, ni hoy ni en mil años. Es preciso, por ello, comenzar cuanto antes a transmitir con la máxima claridad posible los argumentos que muestran por qué la discriminación de los animales no humanas no puede estar justificada. Al principio habrá reacciones de indignación o ironía, pero esta es la única forma de conseguir que tales argumentos acaben siendo tenidos en cuenta: callarlos no es la solución. Si a las primeras activistas del movimiento de liberación de la mujer les hubiese dado reparo plantear sus ideas por vergüenza, o por miedo a las reacciones hostiles, aun no sabríamos ni el significado de la palabra sexismo.

    No puede asumirse pesimistamente que en el caso de los animales no humanos el cambio es imposible; se dan dos circunstancias que llevan a dudar seriamente de ello:

    • muchos de nosotros cambiamos en el pasado al conocer los argumentos antiespecistas; y
    • la mayor parte de la población no ha oído jamás tales argumentos. En definitiva, no considero que debamos distinguir entre estrategias propias del movimiento por los derechos animales (abolicionismo y disminución de la demanda de animales a partir del cuestionamiento del especismo) y estrategias propias del bienestarismo (como sería el regulacionismo).

    Tal esquema me parece erróneo. Las tres estrategias citadas son estrategias que se pueden adoptar igualmente desde un punto de vista pro-derechos animales o antiespecista. Pero se ha de distinguir entre ellas con respecto a su efectividad (no considero que hayan de ser rechazadas, por ejemplo, por ser moralemente aceptables o no en sí mismas, creo que lo relevante son los resultados que obtienen para los animales no humanos). Y opino que la división fundamental a este respecto (efectividad) no es la que separa a las dos primeras del regulacionismo, sino la que que separa a la disminución de la demanda por el cuestionamiento del especismo del abolicionismo y el regulacionismo. El abolicionismo es menos problemático que el regulacionismo, pero también lo es.

    Hay otro aspecto en el que difiero de Francione que explicaré al final de la siguiente respuesta.
    Última edición por Snickers; 27-nov-2010 a las 17:29
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  7. #7
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    http://masalladelaespecie.wordpress....ara-equanimal/


    Entrevista para Equanimal

    por Oscar Horta en 5 Octubre 2009


    Hace ya tiempo respondí a una entrevista para Equanimal que os enlazo aquí. A día de hoy creo que hay cosas que ya no diría del mismo modo. Una de ellas es el uso de la noción de estrategia. En las respuestas a esta entrevista hablo de modelos de acción como el cuestionamiento del especismo, el regulacionismo, la búsqueda de prohibiciones de ciertos usos de animales etc. refiriéndome a estos como estrategias. Sin embargo, hay que matizar esto en un par de sentidos.

    En primer lugar, lo que estas vías de acción son es formas posibles de proceder, pero no estrategias como tales. La estrategia sería el plan de acción para combatir las consecuencias del especismo. Básicamente hay tres formas en las que se puede planear llevar esto a cabo. Una, centrándose en conseguir que el estado impida que tales consecuencias tengan lugar. Otra, transformando las actitudes.Y una tercera, buscando influir en la producción (esta última es deficiente por principio, pues dejaría de lado las agresiones que padecen los animales que no son utilizados para la producción de bienes o servicios). El cuestionamiento del especismo, la búsqueda de la abolición de determinadas prácticas, el regulacionismo, etc. serían distintos modelos de acción para desarrollar tales planes de acción, pero no tales planes de acción en sí mismos.

    En segundo lugar, una estrategia no se reducirá realmente al seguimiento de uno u otro de estos modelos, sino que tendrá también que incluir otros aspectos. ¿Vamos a trabajar en una organización o en algún otro tipo de proyecto? ¿Cómo nos vamos a organizar, en qué territorio vamos a actuar? Todos estos elementos, y muchos otros, entran igualmente en el trazado de nuestra estrategia.

    (Por supuesto, querría repetir, todo esto depende también de los fines elegidos. Hay muchos activistas que buscan el fin del uso como recursos de los animales no humanos. Mi objetivo es distinto: a lo que me opongo es a todas las consecuencias del especismo).
    Última edición por Snickers; 27-nov-2010 a las 20:28
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  8. #8
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    http://masalladelaespecie.wordpress....as-y-tacticas/
    Estrategias y tácticas

    por Oscar Horta en 24 Junio 2009


    El activismo dirigido a combatir el especismo tiene el objetivo de reducir las consecuencias que este tiene para sus víctimas en el mayor grado posible. Para lograr tal fin, podemos idear y seguir un plan determinado que considere que rumbo pueden seguir los acontecimientos en función de cómo actuemos o dejemos de actuar. Esto es lo que podemos llamar estrategia. Definida de modo amplio, una estrategia es plan de acción para la consecución de ciertos objetivos. Mediante la estrategia buscamos conseguir algo que haga que nuestro objetivo se cumpla. Ese “algo” que buscamos constituye nuestro objetivo estratégico. Ahora bien, la estrategia se tiene que poner en práctica en el día a día, y quizás en contextos distintos. Tal puesta en práctica puede tener distintos requerimientos, según el caso. Si nuestra estrategia pasa por comunicar una cierta idea a la opinión pública, puede que en un cierto momento lo mejor sea acudir a los medios de comunicación, en otro realizar un buzoneo, en otro convocar eventos públicos… La puesta en práctica concreta planificada de la estrategia en cada momento y contexto requiere que vayamos consiguiendo objetivos concretos puntuales. Para cumplir tales objetivos llevamos a cabo ciertas vías de acción también planificadas pero de carácter puntual, que juegan un rol causal en los distintos pasos necesarios para el desarrollo de la estrategia. Estas reciben el nombre de tácticas. La táctica tiene sentido, pues, siempre dentro de una estrategia. La estrategia es el plan general para la consecución de nuestros fines últimos, la táctica el plan concreto para cada paso dentro de tal diseño general.

    Una cierta vía de acción puede ser utilizada como una estrategia si es empleada para conseguir directamente, mediante su puesta en práctica, los objetivos buscados. Pero esta misma vía de acción puede ser utilizada como una táctica si es empleada no para conseguir tales objetivos directamente, sino para poder desarrollar una estrategia distinta que a su vez sea la que consiga tales fines. Supongamos, por ejemplo, el caso del ejecutivo de una empresa poco conocida, cuyo objetivo es que esta gane dinero. Puede optar por una estrategia consistente en vender un producto A, muy popular pero con el que se obtiene poco beneficio o por un producto B, menos popular pero que proporciona ganancias mucho mayores. Imaginemos que en un determinado país A tiene una gran demanda. Entonces puede ser que la mejor estrategia sea dedicarse a su venta. Pero puede ser que en otro país A sea un producto popular, pero que no venda tanto, y que B dé más dinero. En tal contexto, vender A es una mala estrategia para conseguir el objetivo. El ejecutivo debe entonces optar por B. Ahora bien, puede ser que una buena táctica para conseguir poner en práctica su estrategia, consistente en vender B, sea conseguir que su empresa sea conocida. Y tal vez un medio de conseguir esto sea vendiendo inicialmente A. Si es así, vender A no es aquí realmente la estrategia, sino sólo una táctica. Vender B es la estrategia. Así, hay que distinguir estos tres niveles: objetivos finales, estrategias y tácticas. Es importante tener en cuenta que lo que determina la estrategia a seguir no son simplemente nuestros objetivos como tales, sino aquello que puede hacer que consigamos estos de forma más eficiente. En ciertos contextos, una cierta estrategia puede valer, en otros no. Por otra parte, puede haber vías de acción que constituyan pésimas estrategias pero óptimas tácticas puntuales para el desarrollo de otras estrategias.

    Supongamos, por ejemplo (es una mera hipótesis), que quisiésemos acabar con la el uso de animales en laboratorios mediante stands informativos (buscando convencer en ellos al conjunto de la sociedad). Supongamos que tal estrategia lleva al fracaso porque no es posible acabar con tal uso de ese modo (no estoy afirmando ni negando en ningún momento que esto sea así, sólo suponiéndolo como un ejemplo). Supongamos, por ejemplo, que, sin embargo, los stands son útiles para aumentar la concienciación de ciertos sectores de la población sobre ese uso, para recabar apoyos, hacer contactos, etc (esto es, de nuevo, una mera hipótesis). Si esto fuese así, tendríamos que el despliegue de stands informativos no es una buena estrategia, pero puede constituir una muy buena táctica englobada en el conjunto de otra estrategia más amplia. Esto es un supuesto, insisto, con esto no pretendo defender ni criticar los stands ni decir nada sobre la lucha contra la experimentación con animales no humanos, puede que la realidad sea totalmente diferente, sólo intento ilustrar la cuestión.

    Esto nos muestra la necesidad de no perder de vista la distinción entre procedimientos guiados por consideraciones tácticas y guiados por cuestiones estratégicas. Cada procedimiento que emprendamos tendrá sentido dentro del marco en el que se dé.
    Última edición por Snickers; 27-nov-2010 a las 20:41
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  9. #9
    volandovoy-volandovengo Avatar de e-wok
    Fecha de ingreso
    abril-2010
    Mensajes
    76
    Interesante tema, no he podido leer todo-todo , pero me gustaria compartir tb mi opinion con vosotrxs, lo mismo ya habeis dicho algo parecido , pero wen, por si acaso,
    hay una Persona q lo mismo conoceis/os suena, se llama Temple Grandin, parece q por las categorias mencionadas se encuadraría evidentemente en la de 'bienestaristas', esta bien interesante su obra -se puede encontrar mucho de ella on-line- incluso una película sobre su Vida, tambien un docu sobre la misma, conferencias y articulos suyos. Lo q sinceramente no se es si sus ideas se aplicaron o no. pero parece q dada la situacion objetiva seria una sutil mejora, si es cierto sutil, o no tanto, no se, pero algo sería. Luego de especismo antiespecismo, sexismo antisexismo, x antix, creo q no es/son la palabra adecuada, al menos yo no me identifico con ninguna de los anteriores aunq si con las ideas subyacentes a las palabras antiespecista, antisexista, pero no con la palabra en si, porq me parece inapropiada ya que antiespecista.. no existen especies distintas? antisexista: no existen sexos distintos? pues si eso parece, oponerse a ello puede ser un tanto absurdo, pero vamos q cada unx es cada unx

    Saludes y ánimos.
    " Es moral todo lo que tienda hacia la mejora y conservación de la vida,
    e inmoral todo lo que la empeore o destruya" A. Schweitzer

    "Como vea un carnívoro me lo como" Vegetarian replanteándose su dieta.
    "Los pseudónimos son para pringaos" Anónimo

  10. #10
    volandovoy-volandovengo Avatar de e-wok
    Fecha de ingreso
    abril-2010
    Mensajes
    76

    cómo entrarías con el discurso veg* a alguien q trabaja en una carniceria, diciendole q se haga frutivoro porq sino va a ser malo para su salud y la de otrxs, o recomendandole equilibrar su consumo de carne con verduras, legumbres, fruta, etc.,? luego cuando haya probado tbn la otra posibilidad podrá decidir por si mismx con conocimiento de causa.
    " Es moral todo lo que tienda hacia la mejora y conservación de la vida,
    e inmoral todo lo que la empeore o destruya" A. Schweitzer

    "Como vea un carnívoro me lo como" Vegetarian replanteándose su dieta.
    "Los pseudónimos son para pringaos" Anónimo

 

 
Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. La crisis perjudica a los animales de compañia.
    Por antavian en el foro Mundo Animal
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 25-ene-2011, 22:42
  2. "Jaulas vacías"
    Por mara en el foro Mundo Animal
    Respuestas: 13
    Último mensaje: 16-abr-2010, 15:50
  3. Respuestas: 5
    Último mensaje: 16-ene-2010, 22:42
  4. No más animales en jaulas
    Por margaly en el foro Últimas Noticias
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 25-may-2007, 08:48
  5. Jaulas Vacias. Tom Reagan.
    Por ltorres en el foro Miscelánea
    Respuestas: 12
    Último mensaje: 12-oct-2006, 12:50

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •