Copio de otro foro, por si alguien puede echar un cable a esta chica que quiere venir a Barcelona a estudiar un par de meses pero no quiere hacerlo sin su perro y en las residencias de Barcelona no se lo aceptan. Sus datos están al final del mensaje.

"Soy Inmaculada Hurtado Suárez, de Málaga. Por cuestiones de trabajo y estudios tengo que desplazarme a Barcelona. Estoy realizando mi tesis doctoral en Historia del Arte, y para terminarla necesito ir a vuestra ciudad, estar cerca de centros de investigación importantes con buenas bibliotecas y museos.

Por ello, otros años, he residido en la Vila Universitaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, que dispone de todo lo que necesito, y una buena conexión por tren con el centro de Barcelona para realizar mis investigaciones. No tengo coche, pero siempre me he apañado perfectamente con los medios de transporte que teneis en Barcelona, puedes ir donde quieras, sin tantos problemas.

Pero este año, la alegría de tener a mi perro Hércules, parece que va a ser un impedimento, porque no encuentro lugar para residir.

Hércules es un perro que abandonaron en la Protectora de Animales de Málaga, y su gran pecado fue ser demasiado grande: parece que es un cruce entre pastor alemán y mastín, y por eso no lo quisieron. Lo recogimos con unos seis o siete meses; en marzo, por decisión nuestra, cumplirá un año. Ahora tiene unos 10 meses. Yo llevaba años deseando cuidar a un perro, y ahora que por fin lo consigo, no me dejan continuar haciendo una vida normal con él. No quiero dejarle en una residencia, y su tamaño tampoco me permite dejarlo al cargo de familiares o amigos.

Es un perro dócil, se lleva fenomenal con otros perros y con las personas. Aún tenemos problemas de obediencia, pero no por agresivo, sino por todo lo contrario, por pasivo, .... demasiado tranquilo quizás!!!! Pesa unos 40 kilos, y no supera la alzada de 72 cm.

Mi beca subvenciona parte del traslado, pero tengo la necesidad de presentar previamente que voy a poder residir en alguna parte, para que así el centro de investigación receptor me acepte. Y claro, con Hércules esto se complica. Pero he tomado la determinación de que no iré sin mi perro: no merece que vuelvan a dejarle por algo así.

He escrito a la AUB explicándoles el problema, y claro, de momento parece que no pueden hacer nada por mi. Disponen de alojamientos independientes, como es el caso de los apartamentos Vila 2, e incluso de casas en medio del bosque, las casas Sert, pero .... El perro, por un lado, no me permite vivir en los apartamentos (aunque no seria un problema el tamaño, porque son adecuados, miden más de 40 m cuadrados y algunas tienen hasta terrazas de un tamaño adecuado) y las villas, parece que estan ocupadas todo el año, incluso el verano. Les he animado a cambiar las ideas respecto a aceptar animales en estas residencias, sobre todo en casos como el mio, de pequeñas temporadas. Esto ya ocurre en Europa, donde sí existen residencias donde aceptan animales. Si fuera un perro de "trabajo" para personas con necesidades especiales, debería estar recogida su aceptación dentro de las instalaciones ¿no? Y ¿qué diferencia hay conmigo? Es una cuestión de responsabilidad de los dueños de perros, no de la tarea que realizan. Mi perro está perfectamente sociabilizado y educado, tiene todas las vacunas necesarias, las mejores condiciones higiénicas, su microchip identificardor, etc. ¿por qué es diferente a un perro de trabajo para discapacitados visuales?

Os pido ayuda: una residencia tan moderna como esta, u otras existentes en Barcelona, deberían prever estas situaciones, sobre todo en una sociedad como la catalana, tan concienciada con el derecho de los animales. Yo había pensado alquilar algo en un pueblo, o en una pequeña ciudad que me permitiera desplazarme con facilidad a Barcelona o a la UAB (zona desde Cerdanyola del Valles, Bellaterra, ...) siguiendo el recorrido de la línea de Ferrocarriles de Cataluña. Pero estoy abierta a cualquier posibilidad.

Lo único que quiero es llevar a Hércules sin problemas.

El tiempo estimado de la visita es de dos meses, aunque podría ser más o menos, dependiendo de si encuentro alojamiento: lo idóneo sería entre la mitad del mes de junio hasta la segunda mitad del mes de agosto. Entiendo que son fechas de alta ocupación y que los precios serian superiores, pero, hasta donde mi economía pueda, me adaptaría. Me adaptaría a lo que fuera!!!!!

La mejor solución para un perro de estas características sería una casita, a las afueras de grandes zonas urbanas. No se, ... cualquier solución me valdría. Sola, compartiendo, .... ahí lo dejo.

Paso a dejaros todos mis datos, por si alquien puede ponerse en contacto conmigo:

Inmaculada, telefono fijo 952289379; móvil 625406318.

Este es mi correo electrónico avalon2103@hotmail.com"