Página 5 de 6 PrimerPrimer ... 3456 ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 50 de 58
  1. #41
    La tribu del tofu Avatar de Tito Chinchan
    Fecha de ingreso
    diciembre-2005
    Ubicación
    En mi casita con el resto de la tribu
    Mensajes
    4.146

    Cita Iniciado por sana Ver mensaje
    El azucar te cierra la glandula pineal por eso lo echan en todos lados para que no tengamos percepciones extrasensoriales xD
    Cita Iniciado por Crisha Ver mensaje
    sana ¿quién lo echa?
    Ya están aquiiiiiiiií


  2. #42
    Usuari@ expert@ Avatar de JustVegetal
    Fecha de ingreso
    agosto-2009
    Ubicación
    En Cantabria.
    Mensajes
    9.689
    (fragmento de artículo)

    Durante los últimos 10 años he trabajado con más de 500 pacientes con cáncer como director de nutrición de los “Centros de Tratamiento contra el cáncer en América”, en Tulsa, Okla. Me sorprende cómo no se tiene en cuenta el simple concepto de que “el cáncer se alimenta de azúcar” dentro de un plan de tratamiento integral del cáncer. De los 4 millones de pacientes con cáncer que han sido tratados hoy en América, casi a ninguno se le ofrece una terapia de nutrición con base científica más allá de recomendarles que coman “alimentos saludables”. La mayoría de los pacientes con los que trabajo no han sido asesorados nutricionalmente. Creo que muchos pacientes de cáncer mejorarían mucho si controlaran el aporte del combustible favorito de cáncer, la glucosa. Al disminuir la tasa de crecimiento del cáncer, los pacientes permiten a sus sistemas inmunológicos y a las terapias médicas (quimioterapia, radiación y cirugía para reducir la masa del tumor) vencer a la enfermedad. Controlar los niveles de glucosa mediante dietas, suplementos nutricionales, ejercicios, meditación, y medicamentos cuando sea necesario, puede ser uno de los componentes más cruciales en un programa de recuperación del cáncer. La cantinela que “el azúcar alimenta al cáncer” es simple. Sin embargo, la explicación resulta un poco más compleja.

    En 1931 el premio Nobel en medicina German Otto Warburg, descubrió por primera vez que las células cancerígenas tienen un metabolismo energético diferente comparado al de las células sanas. El quid de las tesis de este premio Nobel era que los tumores malignos, al contrario que los tejidos normales, presentan frecuentemente un incremento en la glicólisis anaeróbica – un proceso en el que las células cancerígenas usan la glucosa como carburante y obtienen como producto de deshecho ácido láctico. Posteriormente, esta gran cantidad de ácido láctico generado por la fermentación de la glucosa de las células cancerígenas es transportada al hígado. Esta conversión de glucosa en lactato genera un pH más ácido en los tejidos cancerígenos, así como fatiga generalizada derivada de la elaboración del ácido láctico. Así, los tumores grandes tienden a exhibir un pH más ácido. Este ineficiente proceso de metabolismo energético produce únicamente 2 moles de adenosín trifosfato de energía por un mol de glucosa. Extrayendo solamente alrededor del 5% (2 con respecto a 38 moles de ATP) de la energía disponible en los alimentos y en los almacenes de energía del cuerpo, el cáncer está desperdiciando energía, y el paciente se encuentra cansado y mal nutrido. Esta es la razón por la cual el 40% de los pacientes de cáncer mueren de malnutrición o cachesia.

    De ahí que las terapias contra el cáncer deban regular los niveles de glucosa a través de la dieta, suplementos nutricionales, soluciones no orales para los pacientes con cachesia que han perdido el apetito, medicación, ejercicio, pérdida gradual de peso y reducción del estrés.

    En este punto del proceso cancerígeno, una orientación profesional acompañada de la auto disciplina del paciente son cruciales. El objetivo no es eliminar azúcares o carbohidratos de la dieta sino mantener los niveles de glucosa en unos márgenes estrechos para conseguir matar de inanición al cáncer y fortalecer el sistema inmunológico.

    El índice glicémico mide como un determinado alimento afecta los niveles de glucosa en sangre, asignando a cada alimento un número dentro de una clasificación. Cuanto menor sea la puntuación obtenida más lento será el proceso de digestión y asimilación, lo que implica una absorción más gradual de los azúcares en la sangre. De forma paralela, una puntuación elevada significa que los niveles de glucosa se incrementan de forma rápida, lo que estimula al páncreas a segregar insulina para bajar los niveles de azúcar. Esta rápida fluctuación de los niveles de azúcar en sangre es contraproducente debido al estrés que genera en el cuerpo.


    El cáncer se alimenta de azúcar

    por Patrick Quillin, PHD, RD, CNS

    Patrick Quillin, Ph.D., R.D., C.N.S., es Director de Nutrición de los “Centros de Tratamiento del Cáncer en América” en Tulsa, Okla, y autor de “Vencer el Cáncer mediante la Nutrición” (Nutrition Times Press, 1998).
    Traducción de Mónica Gómez Santos

  3. #43
    Cuestión de fondo Avatar de Snickers
    Fecha de ingreso
    septiembre-2007
    Ubicación
    En la capi
    Mensajes
    28.444
    Cita Iniciado por JustVegetal Ver mensaje
    Sabes, no me parece que vayas a conseguir relativizar lo que posteo, entre otras cosas porque mi ética y mi educación me impiden postear chorradas infundadas o frivolidades, y precisamente ese amor a la verdad y a la ayuda me hará postearlos cada vez.
    Vaya, ya estamos descalificando

    ¿Entonces quien no esta de acuerdo con como presentas tus post dice chorradas infundadas o frivolidades?


    Para mi no hay placer por encima de la salud, y el ver y ayudar a muchos enfermos graves me lo ha confirmado siempre, así que lo mismo que busco para mi intento comunicarlo a los demás. Por ejemplo si veo una madalena con 3 cucharadas de azúcar blanca revueltas con una de margarina hidrogenada por encima, lo digo. No es para fastidiar es para ayudar desde mi experiencia que va siendo una poca, no en vano llevo años en esto.
    Ha debido de haber alguna parte de lo q he dicho q no has debido de entender

    Es triste para mi, ser considerada como alguien que critica, alguien anti-placer, o la vegana que más espolea al veganismo del planeta Tierra. Nada más lejos de la realidad, pero bueno, se emplea un tiempo en ver las cosas como son, y a veces se ven tarde para rectificar las injusticias en las que participamos.
    ¿De que realidad hablas? ¿De que consideración hablas? Yo respecto a eso q dices veo q tu te lo guisas y tu te lo comes

    Por mi te puedes dar los caprichos que quieras, te deseo lo mejor del mundo, pero, si ni siquiera tú compras azúcar blanco, ¿por qué interrumpes el proceso de información a los demás para que no lo hagan?
    jajajaja, se ve q no has debido de entender eso de relativizar tus comentarios

    Hay gente que está enferma o que tiene familiares enfermos, gente que leerá nuestras palabras escritas.
    ¿Te imaginas la responsabilidad?
    El tema es si el azúcar es dañina.
    por supuesto q me imagino q hay quien pueda leer esto. ¿He dicho yo algo acerca de como ha de alimentarse la gente con cáncer?

    Nada. Tu sigue en eso de no participar en injusticias q yo también
    Ni toda la oscuridad del mundo podrá acabar con la luz de una sola vela

    Los motivos para ser vegan@:
    http://www.youtube.com/watch?v=hPGKU...TbguMQkn14cxGA

  4. #44
    Usuari@ expert@ Avatar de JustVegetal
    Fecha de ingreso
    agosto-2009
    Ubicación
    En Cantabria.
    Mensajes
    9.689
    El azúcar en el cuerpo y la dieta
    por Patrick Quillin

    El azúcar es un término genérico usado para identificar a los carbohidratos simples, lo que incluye monosacáridos como la fructosa, glucosa y galactosa; y disacáridos como la maltosa y la sucrosa (azúcar de mesa). Piense en estos azúcares como ladrillos de diferentes tamaños en una pared. Si la fructosa es el monosacárido dominante en la pared, se considera que el índice glicémico es más saludable, ya que este azúcar simple es absorbido lentamente en el intestino, para pasar después a convertirse en glucosa en el hígado. Lo que resulta en una lenta absorción de los alimentos que ofrece un incremento y un descenso más gradual en los niveles de insulina. Si la glucosa es el monosacárido predominante en la pared de ladrillos, el índice glicémico será más alto, y, por tanto, menos saludable para el individuo. Cuando la pared de ladrillos se rompe durante la digestión, la glucosa es impulsada a través de la pared intestinal directamente al flujo sanguíneo, elevando rápidamente los niveles de glucosa. En otras palabras, hay una “ventana de eficiencia” para la glucosa en la sangre: niveles demasiado bajos le hacen sentir a uno letárgico y pueden derivar en hipoglucemia; niveles demasiado altos crean picos hiperglucémicos característicos de los diabéticos.

    En 1997 los estándares para los niveles de glucosa en sangre de la Asociación de Diabéticos Americanos establecía una cantidad de 126 mg de glucosa por decilitro en la sangre o mayor en una persona diabética. Menos de 110 mg/dL era considerado normal, entre estos dos valores se consideraba que la persona padecía de intolerancia a la glucosa.

    Sin embargo, se ha estimado que las dietas paleolíticas de nuestros antepasados, que consistían en carnes magras, verduras y pequeñas cantidades de cereales, nueces, semillas y frutas, producían unos niveles de glucosa entre 60 y 90 mg/dL. Obviamente, las dietas de hoy en día con unos niveles tan altos en azúcar están teniendo efectos poco saludables en lo que concierne al azúcar en sangre. El exceso de glucosa en sangre puede contribuir a la proliferación de la cándida, deterioro de los vasos sanguíneos, enfermedades cardiacas y otros problemas. Entender y utilizar el índice glicémico es un importante aspecto a tener en cuanta al confeccionar la dieta de los pacientes con cáncer. Sin embargo, existe también evidencia que los azúcares pueden alimentar al cáncer de forma más eficiente que los almidones (formados por largas cadenas de azúcares simples), por lo que centrarse únicamente en el índice glicémico puede ser engañoso. Un estudio con ratas alimentadas con raciones que contenían una cantidad equivalente de calorías procedentes de azúcares y almidones encontró que las ratas con una dieta alta en azúcares desarrollaban más casos de cáncer de pecho. El índice glicémico es una herramienta útil para guiar al paciente hacia una dieta más saludable, pero no es infalible. Si sólo se usa el índice glicémico se puede deducir que una taza de azúcar blanco es más sano que una patata asada. Eso es así porque el índice glicémico de una comida azucarada puede ser menor que el de un alimento rico en almidón. Para asegurarse, recomiendo tomar menos fruta, más verdura y la eliminación de los azúcares no refinados en la dieta de los pacientes con cáncer.

  5. #45
    Banned
    Fecha de ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    3.301
    Que es nocivo esta claro, aunque obviamente hay una exageracion en el inicio del articulo, que quita un poco de credibilidad al resto. Pero si habia leido otro articulo donde se afirmaba que moria mas gente por el azucar que por el colesterol, sea o no cierto probablemente muera mucha gente por el azucar, pero no por un dia sino por estar toda la vida atiborrandose.

    Lo que me pregunto es si el azucar de caña natural secado al sol tendra algun efecto nocivo.

  6. #46
    CrudiveganaGYM Avatar de HDSVegan
    Fecha de ingreso
    septiembre-2009
    Ubicación
    Honolulu,Hawaii,Argentina
    Mensajes
    717
    La triste realidad es que la gente lo sabe y no le importa! y lo sigue comiendo,lo mismo con tantas cosas malas,si partimos de ahi solo nos quedaria por comer frutas y verduras organicas.De hecho yo lo hago,es increible como la soja que antes me gustaba por suplantar la carne,ahora me mata el estomago y ver que los granos no son del todo bueno ya que hay que cocinarlos y demas...mi abuela quedo ciega por comer tantos dulces,ella lo sabia,e lo deciamos todos los dias,pero bueno si el marido tampoco la cuidaba,ahora ya no sabe quien soy...que vida triste pero bueno mejor pensar en positivo y respiraaaaaaaaaaaaaar.
    Vivir simplemente para que los demas simplemente vivan.

  7. #47
    Banned
    Fecha de ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    3.301
    A mi me comento una chica el caso de su abuelo que a pesar de tener diabetes seguia comiendo lo que queria, y poco a poco le fueron amputando partes del cuerpo y siguio comiendo lo que quiso a pesar de todo.

  8. #48
    La tribu del tofu Avatar de Tito Chinchan
    Fecha de ingreso
    diciembre-2005
    Ubicación
    En mi casita con el resto de la tribu
    Mensajes
    4.146
    Cita Iniciado por DanielJack Ver mensaje
    A mi me comento una chica el caso de su abuelo que a pesar de tener diabetes seguia comiendo lo que queria, y poco a poco le fueron amputando partes del cuerpo y siguio comiendo lo que quiso a pesar de todo.
    Desde luego es un testimonio de lo más repugnante, si señor

  9. #49
    Recién llegad@...
    Fecha de ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    8
    El azucar de caña es tan malo como el azucar blanco?

  10. #50
    mi alimento=mi medicina Avatar de babanam
    Fecha de ingreso
    marzo-2015
    Mensajes
    195

    127 estudios que aconsejan no consumir azúcar

    Estas razones para no comer azúcar proceden de otros tantos estudios científicos que las avalanAdemás de alterar la homeostasis del cuerpo, el exceso de azúcar puede tener muchas otras consecuencias importantes. Lo que sigue es una lista de algunas de las consecuencias metabólicas de consumir azúcar, tomadas de distintas publiciones médicas y científicas.
    1. Puede suprimir el sistema inmunitario.
    2. Puede alterar el balance de minerales del cuerpo.
    3. En los niños, puede causar hiperactividad, ansiedad, problemas de concentración, y mal humor.
    4. Puede causar un aumento significativo de los triglicéridos.
    5. Contribuye a la disminución de las defensas contra las infecciones bacterianas.
    6. Causa pérdida de la elasticidad y función de los tejidos. Cuanta más azúcar coma, más elasticidad y función de los tejidos pierde.
    7. Reduce las liproproteínas de alta densidad.
    8. Contribuye a la deficiencia de cromo.
    9. Contribuye al cáncer de mama, de ovario, de próstata y de recto.
    10. Puede aumentar los niveles de azúcar en ayuno.
    11. Causa deficiencia de cobre.
    12. Interfiere con la absorción de calcio y magnesio.


    13. Puede debilitar la vista.
    14. Eleva los niveles de los neutrotransmisores dopamina, serotonina y norepinefrina.
    15. Puede causar hipoglucemia.
    16. Puede hacer que el tracto digestivo se vuelva ácido.
    17. En los niños, puede causar una rápida elevación del nivel de adrenalina.
    18. En pacientes con enfermedad digestiva funcional, es frecuente la mala absorción del azúcar.
    19. Puede causar envejecimiento.
    20. Puede llevar al alcoholismo.
    21. Puede causar caries.
    22. Contribuye a la obesidad.
    23. El consumo elevado de azúcar aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa.
    24. Puede causar cambios presentes con frecuencia en personas con úlceras gástricas o duodenales.
    25. Puede causar artritis.
    26. Puede causar asma.
    27. Puede causar candidiasis (candida albicans, infección fúnguica).
    28. Puede causar cálculos biliares.
    29. Puede causar enfermedad cardíaca isquémica.
    30. Puede causar apendicitis.
    31. Puede causar esclerosis múltiple.
    32. Puede causar hemorroides.
    33. Puede causar várices.
    34. Puede elevar la respuesta de insulina y glucosa en quienes utilizan anticonceptivos orales.
    35. Puede causar enfermedad periodental.
    36. Puede contribuir a la osteoporosis.
    37. Contribuye a la acidez de la saliva.
    38. Puede causar una disminución de la sensibilidad a la insulina.
    39. Lleva a una menor tolerancia a la glucosa.
    40. Puede disminuir la hormona de crecimiento.
    41. Puede aumentar el nivel de colesterol.
    42. Puede aumentar la presión sistólica.
    43. En los niños, el azúcar puede causar somnolencia y una disminución de la actividad.
    44. Puede causar migráneas.
    45. Puede interferir con la absorción de las proteínas.
    46. Puede causar alergias a ciertos alimentos.
    47. Puede contribuir a la diabetes.
    48. Puede causar toxemia durante el embarazo.
    49. Puede causar excema en los niños.
    50. Puede causar enfermedad cardiovascular.
    51. Puede dañar la estructura del ADN.
    52. Puede modificar la estructura de las proteínas.
    53. Puede hacer que nuestra piel envejezca, al cambiar la estructura del colágeno.
    54. Puede causar cataratas.
    55. Puede causar emfisema.
    56. Puede causar arteroesclerosis.
    57. Puede promover la elevación de las proteínas de baja densidad.
    58. Puede formar radicales libres en la sangre.
    59. Disminuye la capacidad de funcionamiento de las enzimas.
    60. En los tejidos, el azúcar puede causar pérdida de elasticidad y función.
    61. Puede causar una alteración permanente en la manera en que las proteínas actúan en el cuerpo.
    62. Puede aumentar el tamaño del hígado, al hacer que las células hepáticas se dividan.
    63. Puede aumentar la cantidad de grasa en el hígado.
    64. Puede aumentar el tamaño de los riñones y producirles cambios patológicos.
    65. Puede dañar el páncreas.
    66. Puede aumentar la retención de líquidos del cuerpo.
    67. Es el principal causante de constipación.
    68. Puede causar miopía.
    69. Puede comprometer el recubrimiento de los capilares.
    70. Puede hacer que los tendones se vuelvan más quebradizos.
    71. Puede causar dolor de cabeza.
    72. Puede causar un estrés excesivo al páncreas.
    73. Puede tener un efecto negativo en las notas de los chicos en el colegio.
    74. Puede causar un aumento de las ondas delta, alfa y teta en el cerebro.
    75. Puede causar depresión.
    76. Aumenta el riesgo de cáncer de estómago.
    77. Puede causar dispepsia.
    78. Aumenta el riesgo de padecer gota.
    79. En un test de tolerancia oral a la glucosa, el azúcar aumenta los niveles de azúcar, en comparación a la ingestión de carbohidratos complejos.
    80. Puede aumentar las respuestas insulínicas en aquellos que consumen dietas altas en azúcar, comparados con quienes tienen dietas bajas en azúcar.
    81. Aumenta la fermentación bacteriana en el colon.
    82. Puede hacer que sea menos efectivo el funcionamiento de dos proteínas de la sangre, la albúmina y las lipoproteínas, lo que puede reducir la capacidad del cuerpo de procesar la grasa y el colesterol.
    83. Las personas con un alto consumo de azúcar tienen un mayor riesgo de sufrir la enfermedad de Crohn.
    84. Puede causar adhesividad en las plaquetas.
    85. Puede causar desequilibrios hormonales.
    86. Puede llevar a la formación de cálculos renales.
    87. Puede hacer que el hipotálamo se vuelva altamente sensible a una gran variedad de estímulos.
    88. Puede causar mareos.
    89. Las dietas altas en azúcar aumentan considerablemente los niveles de insulina sérica.
    90. Las dietas altas en sucrosa aumentan considerablemente la adhesividad de las plaquetas en personas con enfermedad vascular periférica.
    91. Las dietas altas en azúcar pueden contribuir al cáncer de los pasajes biliares.
    92. Las dietas altas en azúcar tienden a disminuir los micronutrientes antioxidantes.
    93. En adolescentes embarazadas, un consumo alto de azúcar está asociado con el doble de riesgo de dar a luz a un niño por debajo del peso normal.
    94. El consumo elevado de azúcar puede llevar a una significativa disminución del tiempo de gestación en adolescentes embarazadas.
    95. Retarda el paso de los alimentos por el tracto gastrointestinal.
    96. Aumenta la concentración de bilis en la materia fecal y de bacterias enzimáticas en el colon. Esto puede modificar la bilis de tal forma que produzca componentes cancerígenos y cáncer de colon.
    97. Las dietas altas en azúcar pueden aumentar el nivel de glucosa en sangre en ayuno.
    98. Se combina con la fosfotasa, una enzima, y la destruye, lo que hace que el proceso digestivos sea más dificultoso.
    99. Puede ser un factor de riesgo en el cáncer de vejiga.
    100. Es una sustancia adictiva.
    101. Puede intoxicar, igual que el alcohol.
    102. Puede empeorar el síndrome post-menstrual.
    103. Suprime los linfocitos.
    104. La disminución del consumo de azúcar puede llevar a una mayor estabilidad emocional.
    105. El cuerpo tranforma el azúcar en grasa de 2 a 5 veces más que cuando consumimos almidones.
    106. La rápida absorción de la glucosa promueve una ingesta excesiva en personas obesas.
    107. Puede empeorar los síntomas de niños con desórden de déficit de atención.
    108. Afecta adversamente la composición de electrolitos de la orina.
    109. Puede enlentecer la capacidad de funcionamiento de las glándulas adrenales.
    110. Tiene el potencial de inducir procesos metabólicos anormales en una persona sana e inducir enfermedades degenerativas crónicas.
    111. Las adolescentes con dietas altas en azúcar tienen un mayor riesgo de dar a luz bebés por debajo del tamaño normal.
    112. El alto consumo de azúcar podría ser un importante factor de riesgo en la aparición de cáncer de pulmón.
    113. Aumenta el riesgo de poliomelitis.
    114. Un elevado consumo de azúcar puede causar ataques de epilepsia.
    115. Es una sustancia adictiva.
    116. Terapia Intensiva: limitar el azúcar salva vidas.
    117. El azúcar alimenta al cáncer.
    118. Causa alta presión sanguínea en personas obesas.
    119. La alimentación intravenosa de agua azucarada puede cortar el suministro de oxígeno al cerebro.
    120. Aumenta el nivel de estradiol (la forma más potente de estrógeno natural) en los hombres.
    121. Puede disminuir el nivel de vitamina E en sangre.
    122. Puede formar radicales libres en el torrente sanguíneo.
    123. Contribuye al mal de Alzheimer.
    124. Alimenta las células cancerosas.
    125. Darle azúcar a los bebés prematuros causa con frecuencia alta presión sanguínea, lo que hace que pierdan agua, azúcar, y sales a través de la orina. Esto los pone en riesgo de deshidratación y de desequilibrios en los electrolitos.
    126. Darle azúcar a los bebés prematuros también puede influír el nivel de dióxido de carbono que producen, exacerbando problemas en quienes padecen desórdenes de los pulmones.
    127. El exceso de azúcar está vinculado con ser corto de vista.



    Referencias
    1. Sanchez, A., et al. “Role of Sugars in Human Neutrophilic Phagocytosis,” AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 26l (November 1973): 1180_1184.
    2. Couzy, F., et al.”Nutritional Implications of the Interaction Minerals,” PROGRESSIVE FOOD AND NUTRITION SCIENCE 17 (1933): 65-87.
    3. Goldman, J., et al. “Behavioral Effects of Sucrose on Preschool Children,” JOURNAL OF ABNORMAL CHILD PSYCHOLOGY, 14, No.4 (1986): 565_577.
    4. Scanto, S. and Yudkin, J. “The Effect of Dietary Sucrose on Blood Lipids, Serum Insulin, Platelet Adhesiveness and Body Weight in Human Volunteers,” POSTGRADUATE MEDICINE JOURNAL 45 (1969): 602_607.
    5. Ringsdorf, W., Cheraskin, E. and Ramsay R. “Sucrose Neutrophilic Phagocytosis and Resistance to Disease,” DENTAL SURVEY, 52, No. 12 (1976): 46_48.
    6. Cerami, A., Vlassara, H., and Brownlee, M.”Glucose and Aging,” SCIENTIFIC AMERICAN (May 1987): 90.
    7. Albrink, M. and Ullrich I. H. “Interaction of Dietary Sucrose and Fiber on Serum Lipids in Healthy Young Men Fed High Carbohydrate Diets,” AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 43 (1986): 419-428.
    Pamplona, R., et al. “Mechanisms of Glycation in Atherogenesis,” 46 (1993), 174-181.
    8. Kozlovsky, A., et al. “Effects of Diets High in Simple Sugars on Urinary Chromium Losses.” METABOLISM 35 (June 1986): 515_518.
    9. Takahashi, E., Tohoku University School of Medicine, WHOLISTIC HEALTH DIGEST (October 1982) 41.
    10. Kelsay, J., et al. “Diets High in Glucose or Sucrose and Young Women,” AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 27 (1974): 926_936.
    11. Fields, M., et al. “Effect of Copper Deficiency on Metabolism and Mortality in Rats Fed Sucrose or Starch Diets,” JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION, 113 (1983): 1335_1345.
    12. Lemann, J. “Evidence that Glucose Ingestion Inhibits Net Renal Tubular Reabsorption of Calcium and Magnesium,” JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 70 (1967): 236_245.
    13. Taub, H. Ed. “Sugar Weakens Eyesight,” VM NEWSLETTER 5 (May, 1986).
    14. “Sugar, White Flour Withdrawal Produces Chemical Response,” THE ADDICTION LETTER (July 1992): 4.
    15. Dufty, William. SUGAR BLUES. New York: Warner Books, 1975.
    16. Ibid.
    17. Jones, T. W., et al. “Enhanced Adrenomedullary Response and Increased Susceptibility to Neuroglygopenia: Mechanisms Underlying the Adverse Effect of Sugar Ingestion on Children,” JOURNAL OF PEDIATRICS 126 (2) (Feb. 1995): 171-7.
    18. Ibid.
    19. Lee, A. T. and Cerami A. “The Role of Glycation in Aging,” ANNALS OF THE NEW YORK ACADEMY OF SCIENCE 663 (1992): 63-70.
    20. Abrahamson, E. and Peget A. BODY, MIND AND SUGAR. New York: Avon, 1977.
    21. Glinsmann, W., Irausquin, H., and Youngmee, K. EVALUATION OF HEALTH ASPECTS OF SUGAR CONTAINED IN CARBOHYDRATE SWEETENERS. F. D. A. Report of Sugars Task Force. (1986): 39.
    Makinen K.K.,et al. “A Descriptive Report of the Effects of a 16_month Xylitol Chewing_gum Programme Subsequent to a 40_month Sucrose Gum Programme,” CARIES RESEARCH 32(2):107_12 1998
    22. Keen, H., et al. “Nutrient Intake, Adiposity, and Diabetes,” BRITISH MEDICAL JOURNAL, 1 (1989):655_658
    23. Yudkin, J. SWEET AND DANGEROUS. New York: Bantam Books, (1974): 129.
    24. Ibid.
    25. Darlington, L., Ramsey, N. W. and Mansfield, J. R. “Placebo_Controlled, Blind Study of Dietary Manipulation Therapy in Rheumatoid Arthritis,” LANCET 1: 8475(Feb. 1, 1986):236_238.
    26. Powers, L. “Sensitivity: You React to What You Eat.” LOS ANGELES TIMES (Feb. 12, 1985).
    27. Crook, W. THE YEAST CONNECTION. Jackson, TN: Professional Books, 1984.
    28. Heaton, K. “The Sweet Road to Gallstones,” BRITISH MEDICAL JOURNAL 288 (April 14, 1984): 1103_4.
    Misciagna, G., et al. AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 69 ((1999): 120-126.
    29. Yudkin, J. “Dietary Fat and Dietary Sugar in Relation to Ischemic Heart Disease and Diabetes,” LANCET 2: No.4 Suadicani, P., et al. “Adverse Effects of Risk of Ishaemic Heart Disease of Adding Sugar to Hot Beverages in Hypertensives Using Diuretics,” Blood Pressure 5 No. 2 (Mar 1996): 91-71.
    30. Cleave, T. THE SACCHARINE DISEASE. New Canaan, CT: Keats Publishing,1974.
    31. Erlander, S. “The Cause and Cure of Multiple Sclerosis,” THE DISEASE TO END DISEASE, 1, No.3 (March 3, 1979): 59_63
    32. Cleave, T. THE SACCHARINE DISEASE. New Canaan, CT: Keats Publishing,1974.
    33. Cleave, T. and Campbell, G. DIABETES, CORONARY THROMBOSIS AND THE SACCHARINE DISEASE. Bristol, England: John Wright and Sons, 1960.
    34. Behall, K. “Influence of Estrogen Content of Oral Contraceptives and Consumption of Sucrose on Blood
    Parameters,” DISEASE ABSTRACTS INTERNATIONAL B. 43 (1982): 1437.
    35. Glinsmann, W., Irausquin, H., and K. Youngmee. EVALUATION OF HEALTH ASPECTS OF SUGAR CONTAINED IN CARBOHYDRATE SWEETENERS. F. D. A. Report of Sugars Task Force. (1986) 39. 36_38.
    36. Tjäderhane, L. and Larmas , M. “A High Sucrose Diet Decreases the Mechanical Strength of Bones in Growing Rats,” Journal of Nurition 128 (1998): 1807_1810.
    37. Appleton, N. HEALTHY BONES. Garden City Park, New York: Avery Publishing, 1989; 19.
    38. Beck_Nielsen H., Pedersen O., and Schwartz S. “Effects of Diet on the Cellular Insulin binding and the Insulin Sensitivity in Young Healthy Subjects,” DIABETES. 15 (1978): 289_296 .
    39. Thomas, B. J., et al. “Relation of Habitual Diet to Fasting Plasma Insulin Concentration and the Insulin Response to Oral Glucose,” Human Nutrition Clinical Nutrition 36C No.1 (1982): 49_51.
    40. Gardner, L., and Reiser, S. “EffectsDietary Carbohydrate on Fasting Levels of Human Growth Hormone and Cortisol,” PROCEEDINGS OF THE SOCIETY FOR EXPERIMENTAL BIOLOGY AND MEDICINE 169 (1982): 36_40.
    41. Reiser, S. “Effects of Dietary Sugars on Metabolic Risk Factors Associated with Heart Disease,” NUTRITIONAL HEALTH 3 (1985): 203_216
    42. Hodges, R., and Rebello, T. “Carbohydrates and Blood Pressure,” ANNALS OF INTERNAL MEDICINE 98 (1983): 838_841.
    43. Behar, D.,et al. “Sugar Challenge Testing with Children Considered Behaviorally Sugar Reactive,” NUTRITIONAL BEHAVIOR 1(1984): 277_288.
    44. Grand, E. “Food Allergies and Migraine,” LANCET, 1 (1979): 955_959
    45. Simmons, J. “Is The Sand of Time Sugar?” LONGEVITY. (June 1990): 49_53.
    46. Appleton, Nancy. LICK THE SUGAR HABIT. Garden City Park, New York: Avery Publishing Group, 1988.
    47. “Sucrose Induces Diabetes in Cat,” FEDERAL PROTOCOL 6, No. 97 (1974).
    48. Cleave, T. The SACCHARINE DISEASE. New Canaan, CT: Keats Publishing, Inc., 1974: 131.
    49. Ibid., p 132.
    50. Vaccaro O, Ruth K. J., Stamler J. “Relationship of Postload Plasma Glucose to Mortality with 19_yr Follow_up.” Diabetes Care 10 (Oct.15 1992):1328_34.
    Tominaga, M.., et al, “Impaired Glucose Tolerance Is a Risk Factor for Cardiovascular Disease, but Not Fasting Glucose,” Diabetes Care 22 No. 6 (1999): 920-924.
    51. Lee, A. T. and Cerami, A. “Modifications of Proteins and Nucleic Acids by Reducing Sugars: Possible Role in Aging,” HANDBOOK OF THE BIOLOGY OF AGING. New York: Academic Press, 1990.
    52. Monnier, V. M. “Nonenzymatic Glycosylation, the Maillard Reaction and the Aging Process,” JOURNAL OF GERONTOLOGY, 45 4 (1990): 105_110.
    53. Dyer, D. G., et al. “Accumulation of Maillard Reaction Products in Skin Collagen in Diabetes and Aging,” JOURNAL OF CLINICAL INVESTIGATION 91 no. 6 (June 1993): 421_22.
    54. Rattan, S. I., et al. “Protein Synthesis, Post-translational Modifications, and Aging.” ANNALS OF THE NEW YORK ACADEMY OF SCIENCES 663 (1992): 48_62.
    55. Monnier, V. M. “Nonenzymatic Glycosylation, the Maillard Reaction and the Aging Process,” JOURNAL OF GERONTOLOGY, 45 4 (1990): 105_110.
    56. Pamplona, R., et al. “Mechanisms of Glycation in Atherogenesis,” MEDICAL HYPOTHESES 40 (1990): 174_181.
    57. Ibid.
    58. Ibid.
    59. Appleton, Nancy. LICK THE SUGAR HABIT Garden City Park, New York, Avery Publishing Group (1988).
    60. Lee, A. T. and Cerami, A. “The Role of Glycation in Aging,” ANNALS OF THE NEW YORK ACADEMY OF SCIENCE 663: 63-
    61. Cerami, A., Vlassara, H., and Brownlee, M. “Glucose and Aging,” SCIENTIFIC AMERICAN (May 1987): 90.
    62. Goulart, F. S. “Are You Sugar Smart?” AMERICAN FITNESS (March_April 1991): 34_38.
    63. Ibid.
    64. Yudkin, J., Kang, S. and Bruckdorfer, K. “Effects of High Dietary Sugar,” BRITISH JOURNAL OF MEDICINE 281 (November 22,1980):1396.
    65. Goulart, F. S. “Are You Sugar Smart?” AMERICAN FITNESS (March_April 1991): 34_38.
    66. Ibid.
    67. Ibid.
    68. Ibid.
    69. Ibid.
    70. Nash, J. “Health Contenders,” ESSENCE 23 (January 1992)
    79_81. As told by Elsie Morris, M.D., of Atlanta, a specialist in allergy and im munology.
    71. Greenberg, Kurt. Interviewed John P. Trowbridge, M.D., “An Update on the Yeast Connection,” HEALTH NEWS AND REVIEW (Spring, 1990) 10
    72. Goulart F. S. “Are You Sugar Smart?” AMERICAN FITNESS (March_April 1991): 34_38.
    73. Schauss, A. DIET, CRIME AND DELINQUENCY. Berkeley CA: Parker House, 1981.
    74. Christensen, L. “The Role of Caffeine and Sugar in Depression,” THE NUTRITION REPORT 9 NO. 3 (March 1991): 17,24.
    75. Ibid.
    76. Cornee, J., et al., “A Case-control Study of Gastric Cancer and Nutritional Factors in Marseille, France,” EUROPEAN JOURNAL OF EPIDEMIOLOGY 11, (1995): 55-65.
    77. Yudkin, J. SWEET AND DANGEROUS. New York: Bantam Books, (1974): 129
    78. Ibid, 44
    79. Reiser,S., et al. Effects of Sugars on Indices on Glucose Tolerance in humans,”AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 43 (1986): 151-159.
    80. Reiser,S., et al. “Effects of Sugars on Indices on Glucose Tolerance in Humans,” AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 43 (1986): 151-159.
    81. Kruis, W., et al. “Effects of Diets Low and High in Refined Sugars on Gut Transit, Bile Acid Metabolism and Bacterial Fermentation,” GUT 32 (1991): 367-370.
    82. Monnier, V., “Nonenzymatic Glycosylation, the Maillard Reaction and the Aging Process,” Journal of Gerontology 45 No. 4 (1990) B105-111.
    83. Persson P. G., Ahlbom, A., and Hellers, G. EPIDEMIOLOGY 3 No.1 (1992): 47-52.
    84. Yudkin, J. “Metabolic Changes Induced by Sugar in Relation to Coronary Heart Disease and Diabetes,” NUTRITION AND HEALTH 5, No. 1-2 (1987): 5-8.
    85. Ibid.
    86. Blacklock, N. J., “Sucrose and Idiopathic Renal Stone,” Curhan, G., et al. “Beverage Use and Risk for kidney Stones in Women,” ANNALS OF INTERNAL MEDICINE, 1998, 128: 534-340.
    87. JOURNAL OF ADVANCED MEDICINE, 1994 7 No.1: 51-58
    88. Ibid
    89. Ibid
    90. POSTGRADUATE MEDICINE ,Sept 1969: 45 No. 527:602-07.
    91. Moerman,C. J., et al. “Dietary Sugar Intake in the Etiology of Biliary Tract Cancer,” INTERNATIONAL JOURNAL OF EPIDEMIOLOGY 22 No.2 (April 1993):207-214.
    92. Ibid.
    93. Lenders, C. M., “Gestational Age and Infant Size at Birth Are Associated with Dietary Intake Among Pregnant Adolescents,” JOURNAL OF NUTRITION 127 (June 1997): 1113- 1117.
    94. Ibid.
    95. R. M. Bostick,R. M., et al. “Sugar, Meat and Fat Intake, and Non-Dietary risk factors for Colon Cancer Incidence in Iowa Women.” CANCER CAUSES CONTROL, 5 (1994): 38-53.
    96. Ibid.
    Ludwig, D. S., et al. “High Glycemic Index Foods, Overeating and Obesity,” PEDIATRICS 103 No.3 (March 1999): 26-32.
    97. Hallfrisch, J., et al. “Effects of Dietary Fructose on Plasma Glucose and Hormone Responses in Normal and Hyperinsulinemic Men,” Journal of Nutrition 113 No.9 (Sept. 1983): 1819-1826.
    98. Lee, A. T. and Cerami A. “The Role of Glycation in Aging,” ANNALS OF THE NEW YORK ACADEMY OF SCIENCE 663 (1992): 63-70.
    99. Moerman, C., et al.”Dietary Sugar Intake in the Etiology of Biliary Tract Cancer,” INTERNATIONAL JOURNAL OF EPIDEMIOLOGY 22 No. 2 (April 1993):207-214.
    100. “Sugar, White Flour Withdrawal Produces Chemical Response,” THE ADDICTION LETTER (July 1992):4.
    101. Ibid.
    102. THE EDELL HEALTH LETTER 10 No.7 (Sept 1991)1.
    103. Bernstein, J., et al. “Depression of Lymphosyte Transformation Following Oral Glucose Ingestion.” AMERICAN JOURNAL OF CLINICAL NUTRITION 30(1977): 613.
    104. Christensen L, Krietsch K, White B and Stagner B. “Impact of a Dietary Change on Emotional Distress,” Journal of Abnormal Psychology 94 No.4 (1985):565_79.
    105. NUTRITION HEALTH REVIEW, Fall 85
    106. Ludwig, D. S., et al. “High Glycemic Index Foods, Overeating and Obesity,” PEDIATRICS 103 No.3 (March 1999): 26-32.
    107. PEDIATRICS RESEARCH 38, 4, (1995): 539-542.
    108. Blacklock, N. J. “Sucrose and Idiopathic Renal Stone,” NUTRITION HEALTH, 5 No. 1 & 2 (1987):9-17.
    109. Lechin, F., et al. “Effects of an Oral Glucose Load on Plasma Neurotransmitters in Humans.” Neurophychobiology 26 No. 1-2 (1992): 4-11.
    110. Fields, M. JOURNAL OF THE AMERICAN COLLEGE OF NUTRITION 17 No.4 (August, 1998): 317_21.
    111. Lenders, C. M.”Gestational Age and Infant Size at Birth Are Associated with Dietary Sugar Intake among Pregnant Adolescents,”JOURNAL OF NUTRITION, 127 No.6 (June 1997):1113_7 .
    112. De Stefani, E.”Dietary Sugar and Lung Cancer: a Case_control Study in Uruguay,” NUTRITION AND CANCER 31 No.2 (1998):132_7.
    113. Sandler, Benjamin P. M.D., DIET PREVENTS POLIO. The Lee Foundation for Nutritional Research, Milwakuee, WI, 1951
    114. Murphy, Patricia, “The Role of Sugar in Epileptic Seizures,” TOWNSEND LETTER FOR DOCTORS AND PATIENTS, May, 2001, Murphy is Editor of Epilepsy Wellness Newsletter, 1462 West 5th Ave., Eugene, Oregon 97402
    115. Annual Meeting of the American Psychological Society, Toronto, June 17, 2001. Www.mercola,com/2001/june/30/sugar.htm
    116. Christansen, D., “Critical Care: Sugar Limit Saves Lives,” SCIENCE NEWS, (159) June 30,2001, 404.
    117. Quillin, Patrick, “Cancer’s Sweet Tooth,” NUTRITION SCIENCE NEWS, April 2000.
    118. Stern, N. & Tuck, M.L., “Pathogenesis of Hypertension in Diabetes Mellitus,” DIABETES MELLITUS, A FUNDAMENTAL AND CLINICAL TEST, 2ND Edition, Lippincott Williams & Wilkins: Philadelphia, 2000, 943-957.
    119. Arieff, Allen I, Veterans Administration Medical Center in San Francisco, in SAN JOSE MERCURY, June 12/86.
    120. Yudkin, John, ANNALS OF NUTRITION AND METABOLISM, 1988:32:53-55.
    121. The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, August, 2000.
    122. The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, August, 2000.
    123. Frey, J, “Is There Sugar in the Alzheimer’s Disease?” ANNALES DE BIOLOGIE CLINIQUE, 2001, 59 (3) 253-257.
    124. Rothkopf, M.,NUTRITION, vol.6, no.4, p.14S, July/Aug 1990 suppl.
    125. DIABETES, 1999 (vol. 48, pp. 7991_800).
    126. DIABETES, 1999 (vol. 48, pp. 7991_800).
    127. Acta Ophthalmologica Scandinavica, March 2002 (vol. 48. P.125)

    https://esdesalud.wordpress.com/2008...nsumir-azucar/
    Vegetariano estricto hace 8 años y nunca he tomado suplemento de B12.El factor intrinseco de mi estomago y mi flora intestinal me lo proporciona.

    MAFIA FARMACEUTICA / ¿Sabes lo que comes?

    El fraude de la vitamina B12 veganos no necesitan suplementos / Humanos bajo Control

    "Las mafias que manejan el mundo utilizan como herramienta la oficialidad y con sus medios de comunicación manipulados imponen sus dogmas y creencias."



 

 
Página 5 de 6 PrimerPrimer ... 3456 ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. La Sal es el mayor veneno
    Por Sam42 en el foro Nutrición y Dietética
    Respuestas: 10
    Último mensaje: 13-abr-2016, 18:17
  2. Dame veneno...
    Por Toni_Naranjas en el foro Medio Ambiente y Salud Pública
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 23-abr-2014, 14:02
  3. Azucar ese veneno silencioso.....
    Por eolo_5 en el foro Material de sensibilizacion para difundir
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 08-may-2011, 18:37
  4. La miel es veneno?
    Por petita llagosta en el foro Miscelánea
    Respuestas: 21
    Último mensaje: 04-jun-2008, 15:09
  5. Chicle sin azucar, veneno para perros
    Por margaly en el foro Mundo Animal
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 23-abr-2008, 15:55

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •