Resultados 1 al 6 de 6
  1. #1
    (Estoy, pero no estoy) Avatar de margaly
    Fecha de ingreso
    octubre-2006
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    27.324

    ¿Arroz con perro?


    ¿Arroz con perro?

    Un mediático rescate de 520 perros que iban a ser cocinados en restaurantes ha reabierto en China el debate sobre el consumo de carne de este animal a medida que crece la popularidad de los canes como mascotas. Un pedido de Urgente24: paren al detractor de los piquetes chinos, Zhu Guangbing (entérese y opine)



    CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La noticia la trae Antonio Broto desde Beijing para El Correo de Vizcaya.

    Un mediático rescate, en medio de una autopista, de 520 perros que iban a ser cocinados en restaurantes ha reabierto en China el debate sobre el consumo de carne de este animal a medida que crece la popularidad de los canes como mascotas.

    El rescate atrajo a mediados de abril la mirada de diarios y televisiones chinas porque ecologistas y defensores de los animales bloquearon durante 15 horas una concurrida autopista a las afueras de Beijing, en una de sus primeras campañas "agresivas" en China.

    Todo comenzó cuando uno de ellos, apellidado An, vio pasar el camión en las afueras de Beijing y decidió cortarle el paso para acto seguido informar desde su microblog a otros activistas.

    Entre los que acudieron inmediatamente al lugar se encontraba Qin Xiaona, director de la Asociación para el Bienestar de los Animales de la Capital (CAWA), la organización que se atribuyó un rescate en el que, según la prensa pequinesa, también participaron extranjeros e incluso celebridades chinas.

    La acción fue "una noticia positiva para que la gente empiece a apreciar a estos animales", señaló a Efe Yan Dong, director de la Red de Dueños de Perros (un foro de internet para amantes de los cánidos).

    Sin embargo, no todos se mostraron de acuerdo con la medida, ya que en China, aunque el consumo de carne de perro es minoritario no es ilegal, y es popular en algunas regiones, como Cantón o las zonas de etnia coreana en la frontera con Corea del Norte.

    Entre los críticos al rescate ha despuntado un internauta llamado Zhu Guangbing, quien en su popular microblog ha asegurado que va a mostrarse tan "radical" como los ecologistas y va a matar desde el 1 de junio un perro cada día "para protestar contra la hipocresía", a menos que quienes salvaron a los canes pidan perdón.

    Zhu, cuyas palabras han inflamado el debate en los foros chinos, se queja de que los ecologistas malgastan el dinero en salvar animales en lugar de usarlo para ayudar a personas con problemas, ya que en el rescate de los 520 perros se pagó US$ 17.000 al camionero que los transportaba.

    El internauta ha asegurado que ya ha contratado notarios para dar fe de su "matanza" a partir de junio, y aclaró que los animales sacrificados proceden de granjas caninas y son destinados para el consumo humano.

    Zhu admite que su comportamiento es algo extremo, aunque aduce que "el de los ecologistas en realidad lo fue más" ya que bloquearon la autopista, poniendo en peligro muchas vidas.


    El internauta, por lo que se desprende de sus escritos, vive en Cantón, conocida por ser la provincia cuyos habitantes consumen tipos más raros de animales.

    "¿Por qué no va a poderse comer, si tomamos cerdo o cordero?", defiende una empleada del restaurante "Carne Sabrosa de la Luz del Sol", uno de los más reputados de Cantón por ofrecer carnes exóticas, y donde han comido incluso los líderes de Corea del Norte (país en el que, como su vecino del sur, el perro es un plato de lujo).

    "La carne de perro mejora la circulación de la sangre, cuida el estómago, y es ideal para las mujeres embarazadas", señala a Efe la empleada, apellidada Wu.

    Otros aseguran que en China, durante siglos, el perro ha sido un alimento más, y que la defensa de estos animales es una influencia occidental que pone en peligro las tradiciones orientales.

    El debate fluye en los foros de internet chinos, mientras el diario oficial "Global Times" lamenta que no haya un marco legal que distinga claramente entre mascotas y animales para el consumo humano.

    Cualquier animal, incluidos los perros o gatos domésticos, puede ser sacrificado o cocinado sin que la ley contemple castigos, por lo que en China de vez en cuando se difunden noticias o rumores sobre redes de "secuestradores" de mascotas para restaurantes.


    La polémica resurge 5 años después de la campaña que los defensores de los animales lanzaron cuando epidemias de rabia fueron atajadas por gobiernos locales con matanzas indiscriminadas de miles de perros.

    En aquella ocasión -que coincidió, curiosamente, con el Año del Perro en el calendario chino- las protestas llevaron incluso al presidente chino, Hu Jintao, a pedir públicamente a gobiernos locales que detuvieran aquellos masivos sacrificios, en un país donde tener perros como mascota es cada vez más popular e incluso, en grandes ciudades, un símbolo de estatus social.

    Un aporte más para el encendido debate lo proporciona blogalternativo. Allí se manifiesta la visión de Jonathan Safran Foer:

    “Nuestro tabú contra comer perros dice algo de ellos y mucho de nosotros. Los franceses, que adoran a sus perros, a veces se comen a sus caballos. Los españoles, que adoran a sus caballos, a veces se comen a sus vacas. Los indios, que adoran a sus vacas, a veces se comen sus perros” (…)


    “Pero comer perro no ha sido, ni es, tabú en muchos sitios, y no es perjudicial para nosotros en modo alguno. Bien cocinada, la carne de perro no presenta más riesgos para nuestra salud que cualquier otra, y una comida tan nutritiva no suscita grandes objeciones por parte de los componentes físicos de nuestros egoístas genes” (…)

    “En Norteamérica, millones de gatos y perros sacrificados en refugios para animales se convierten en la comida de nuestra comida. (Se sacrifican casi el doble de perros y gatos que se adoptan.) Eliminemos, pues, este ineficaz y extraño paso intermedio”

    “¿Y por qué no comer perros? Depende las culturas, cualquier tipo de animal es válido para ‘la colosal tarea que supone alimentar a un mundo poblado por miles de millones de omnívoros que exigen carne con sus patatas’”.


    Reproducimos a continuación el capítulo sobre comer perros del libro “Comer Animales” de Jonathan Safran Foer que nos da argumentos de peso para reflexionar sobre la diferencia entre perros o cerdos y como los mejores amigos del hombre entran igualmente en la cadena alimentaria.

    A pesar de esas letras sangrientas de la portada, “Comer animales” es un libro serio, muy documentado y contundente para todos los públicos, coman lo que coman, que lleva más de un año en la lista de los más vendidos de Estados Unidos y cuyo objetivo no es que nos hagamos vegetarianos, sino que sepamos lo que esconde la industria cárnica y el lado oscuro de nuestros filetes para que saquemos nuestras propias conclusiones.

    A sus 32 años, Jonathan Safran Foer es un autor de culto en su país y la conciencia alimentaria y animalista le llegó cuando su esposa estaba embarazada y decidió emprender una extensa investigación de varios años sobre el negocio de la comida.
    Esto le hizo descubrir una realidad atroz que ha decidido denunciar en esta obra que entremezcla datos estadísticos, recuerdos de la infancia y reflexiones sobre nuestras creencias y tradiciones.

    Foer afirma que la industria alimentaria es la que más dinero mueve, la que más afecta directamente a nuestra salud, la que más impacto negativo tiene sobre el medioambiente, la que ocupa casi un tercio de las tierras del planeta y al mismo tiempo, es sobre la que menos sabemos. Y encabezando sus críticas, encontramos a la cadena de fast food KFC a la que describe como “la compañía, podría decirse, que ha aumentado la suma total de sufrimiento en el mundo más que ninguna otra en la historia”.

    Como hombre realista, sabe que la población adicto-carnívora no va prescindir a corto plazo de este alimento, por ello aboga por “incorporar unas normas de decencia básica en el sector que hasta ahora no se han cumplido” y, como se explica en el vídeo, defiende el mercado ecológico y las pequeñas granjas tradicionales frente a la ganadería intensiva.

    Hay muchos y buenos libros sobre alimentación y animales como “Somos lo que comemos” del influyente filósofo Peter Singer, “Jaulas Vacías” de Tom Regan, “Otra manera de vivir. Cuando la comida importa” de Jane Goodall, … El libro “Comer animales” es el último en llegar, es fresco, muy ameno, impactante, basado en los nuevos descubrimientos de una persona ajena a este mundo y no deja en absoluto indiferente.

    “No podemos justificar la ignorancia, sí la indiferencia. Soportamos la carga, pero también la suerte de vivir una época en la que la crítica contra la ganadería industrial va calando en la conciencia popular. Con el paso del tiempo, y con todo el derecho, se nos podrá proponer la siguiente pregunta: y vosotros, ¿qué hicisteis cuando supisteis la verdad sobre el hecho de comer animales?”

    .......................
    +++ Necesitamos tu ayuda para ayudar a otros ... HAZTE SOCIO DE LA UVE +++
    (Importante: La UVE recomienda tomar suplementos de B12 a todo aquel que deje de comer carne.)

  2. #2
    (Estoy, pero no estoy) Avatar de margaly
    Fecha de ingreso
    octubre-2006
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    27.324
    .......


    ¿Por qué no comer perros?

    A pesar de que es algo totalmente legal en cuarenta y cuatro estados de Norteamérica, comerse al "mejor amigo del hombre" es tan tabú como comerse al mejor algo humano de uno.
    Ni siquiera los carnívoros más recalcitrantes comen perros. El presentador y a veces cocinero Gordon Ramsay puede ponerse muy chulo con crías animales cuando hace publicidad de algo, pero nunca verás a un cachorrillo asomando el hocico por una de cazuelas. Y aunque en una ocasión afirmó que electrocutaría a sus hijos si se hicieran vegetarianos, me pregunto cuál sería su reacción si se cargaran al perrito de la casa.

    Los perros son maravillosos, y en ciertos sentidos únicos. Pero son notablemente vulgares en sus capacidades intelectuales y experimentales. Los cerdos son igual de inteligentes y sensibles, sea cual sea la definición que demos a ambas palabras. No pueden saltar a la parte trasera de un Volvo, pero son capaces de ir a por algo, de correr y jugar, de ser traviesos y proporcionar afecto. En ese caso, ¿por qué no los dejamos que se aovillen frente al fuego? ¿Por qué no los salvamos, como mínimo, de arder en él?

    Nuestro tabú contra comer perros dice algo de ellos y mucho de nosotros.


    Los franceses, que adoran a sus perros, a veces se comen a sus caballos. Los españoles, que adoran a sus caballos, a veces se comen a sus vacas. Los indios, que adoran a sus vacas, a veces se comen a sus perros.

    Aunque escrito en un contexto muy distinto, las palabras de George Orwell en Rebelión en la granja pueden rafrasearse así en este contexto: “Todos los animales son nuestros iguales, pero algunos son más iguales, que otros“. El énfasis en su protección no es una ley natural; procede de las historias que nos contamos sobre la naturaleza.

    Así pues, ¿quién tiene razón? ¿Cuáles podrían ser las razones para excluir a los cánidos del menú? El carnívoro selecto sugiere:

    No comer animales de compañía. Pero los perros no son animales de compañía en todos los países donde no se los comen. ¿Y qué decir de la gente que no tiene perros en casa? ¿Tendríamos algún derecho a criticarlos si tomaran perro para cenar?


    Vale, en ese caso:

    No comer animales que tengan capacidades mentales significativas. Si por “capacidades mentales significativas» entendemos las que tiene un perro, entonces bien por el perro. Pero esa definición incluiría también cerdos, vacas, pollos y muchas especies del mundo animal. Y excluiría a los humanos con minusvalías muy graves.

    Entonces:

    No es por mero azar que los tabúes ancestrales -jugar con la mierda, besar a tu hermana o comerse a los compañeros son tabúes. Desde un punto de vista evolutivo, esas cosas son malas para nosotros-. Pero comer perro no ha sido, ni es, tabú en muchos sitios, y no es perjudicial para nosotros en modo alguno. Bien cocinada, la carne de perro no presenta más riesgos para nuestra salud que cualquier otra, y una comida tan nutritiva no suscita grandes objeciones por parte de los componentes físicos de nuestros egoístas genes.

    Y comer perro posee un orgulloso pedigrí. Algunas tumbas del siglo IV d.C. muestran imágenes de perros sacrificados junto con otros para servir de alimento. Fue una costumbre lo bastante fundamental como para influir en el lenguaje: el carácter sino-coreano que define algo “justo y correcto” (yeon) se traduce literalmente por “delicioso como carne de perro asada“. Hipócrates ensalzó los beneficios de la carne de perro como fuente de fortaleza. Los romanos comían «cachorrillos». Los indios dakota disfrutaban con el hígado de perro, y no hace tanto tiempo los hawaianos comían sesos y sangre de perro.

    El perro sin pelo mexicano era el alimento principal de los aztecas. El capitán Cook comió perro. Roald Amundsen, como es de sobra conocido, se comió a los perros de su trineo. (Cierto, estaba muerto de hambre.) Y aún se comen perros en Filipinas para ahuyentar la mala suerte; con propósitos medicinales en China y Corea; para aumentar la libido en Nigeria; y en muchos otros países, de todos los continentes, simplemente porque su sabor es bueno. Durante siglos, los chinos han criado razas especiales de perros, como el chow de lengua negra, para papeárselos, y en muchos países europeos aún existen leyes relativas a los exámenes post-morten de los perros que se destinaban al consumo humano.

    Está claro que el hecho de que algo se haya llevado a cabo prácticamente en todas partes y en todo momento no supone una justificación para seguir haciéndolo. Pero a diferencia de toda la carne de granja, que precisa de la creación y mantenimiento de los animales, los perros casi piden a gritos ser comidos.

    Cada año se "duerme" de tres a cuatro millones de perros, lo que da lugar a millones de kilos de carne que se tiran a la basura. El destino de toda esa carne de perros sometidos a eutanasia supone un problema enorme tanto económico como ecológico. Sería una locura arrancar a las mascotas de sus hogares. Pero comer a esos perros vagabundos, callejeros, a aquellos que no son lo bastante monos para encontrar hogar o lo bastante educados para conservarlo sería como matar un puñado de pájaros de un solo tiro y luego comérselos.

    En cierto sentido, eso es lo que hacemos ya. Las empresas dedicadas a los subproductos animales —la conversión de proteínas animales inadecuadas para el consumo humano en comida para ganado y mascotas- permiten a las plantas procesadoras transformar inútiles canes muertos en elementos productivos de la cadena alimenticia. En Norteamérica, millones de gatos y perros sacrificados en refugios para animales se convierten en la comida de nuestra comida. (Se sacrifican casi el doble de perros y gatos que se adoptan.) Eliminemos, pues, este ineficaz y extraño paso intermedio.

    Esto no tiene por qué poner en entredicho nuestro civismo. No los haremos sufrir innecesariamente. Aunque está plenamente aceptado que la adrenalina mejora el sabor de la carne de perro (y de ahí vienen los métodos tradicionales de sacrificarlos: ahorcarlos, hervirlos vivos, apalearlos), creo que todos estaremos de acuerdo en que, si vamos a comerlos, deberíamos matarlos de una forma rápida e indolora, ¿no? Por ejemplo, los métodos hawaianos tradicionales de mantener cerrado el hocico del perro, con el fin de conservar la sangre; deberían ser considerados (al menos desde un punto de vista social, si no legal) como algo prohibido.

    Tal vez podríamos incluir a los perros en la Ley de Métodos Humanitarios para el Sacrificio. Eso no tiene nada que ver con la forma en que se les trate mientras estén vivos, y no está sujeto a ningún descuido o aplicación significativas, pero seguramente podemos confiar en la capacidad de autorregulación de la industria y como hacemos con otros animales que sí nos sirven de alimento.

    Poca gente aprecia suficientemente la colosal tarea que supone alimentar a un mundo poblado por miles de millones de omnívoros que exigen carne con sus patatas. El ineficaz uso de los perros, que ya se hallan convenientemente presentes en áreas de alta densidad humana (tomad nota quienes abogáis por la comida local), debe hacer enrojecer a cualquier buen ecologista.

    Hay quien podría argüir que varios grupos "humanitarios" son los mayores hipócritas, ya que invierten ingentes cantidades de dinero y energía en un fútil intento de reducir el número de canes indeseados mientras al mismo tiempo propagan el tabú de no comérselos para cenar. Si dejan que los perros sean perros y se críen sin interferencias, daríamos lugar con poco esfuerzo a una provisión sostenible de carne local que haría avergonzar a la mejor granja agrícola. Para los que abogan por el ecologismo, es hora de admitir que el perro es un alimento real para los a ambientalistas reales.

    ¿Podemos superar el sentimentalismo? Hay perros a montones, son buenos, fáciles de cocinar y sabrosos; comerlos es mucho más razonable que pasar por todos problemas que implica su procesamiento hasta transformarlos en proteínas para alimentar a otras especies que sí nos comemos.

    Para aquellos que ya se han convencido, les propongo una receta filipina clásica. No la he probado en persona pero a veces uno lee la receta y simplemente se hace a la idea.

    (…)

    Comer animales tiene una cualidad invisible. Pensar en los perros, y su relación con los animales que comemos es una forma de enfocar de reojo el tema y de convertir en visible lo invisible.

    http://www.urgente24.com/noticias/va...con-perro.html
    +++ Necesitamos tu ayuda para ayudar a otros ... HAZTE SOCIO DE LA UVE +++
    (Importante: La UVE recomienda tomar suplementos de B12 a todo aquel que deje de comer carne.)

  3. #3
    Perruna Avatar de Kirian
    Fecha de ingreso
    octubre-2010
    Ubicación
    Presente: Badajoz, Futuro: Incierto
    Mensajes
    2.545
    Muy interesate, cuando vuelva del curro me lo leo entero.
    "Uno no se conoce a si mismo hasta que atrapa el reflejo de otros ojos que no sean humanos" - Loren Eiseley.
    http://asociacion-recal.blogspot.com/


  4. #4
    Virasana Avatar de nekete
    Fecha de ingreso
    noviembre-2009
    Ubicación
    En la acera de enfrente
    Mensajes
    12.858
    Yo me alegro mucho que en la mayor parte del mundo haya animales calificados como "no comestibles" ya que al menos esos se salvan. Pero desde un punto de vista omnívoro no acabo de entender esa diferenciación entre animal comestible o no comestible. Si se comen vacas y corderos y caballos y gallinas y cerdos y monos y serpientes y ratas e insectos de todo tipo amén de ballenas, delfines y tiburones más todo el resto de tipos de peces, ¿por qué no habrían de comerse perros y gatos?.

    Cuanto más tiempo pasa desde mi vegetarianismo más me espanta que se coman animales. Cada vez lo encuentro más terrible.

  5. #5
    Usuario SUPERexperto Avatar de sunwukung
    Fecha de ingreso
    mayo-2008
    Mensajes
    2.983
    El caso es que es otra aberración más, porque los auténticos carnívoros u omnívoros, que yo sepa, rara vez, si alguna, comen otros carnívoros. Algunos dicen que tienen menos nutrientes y más toxinas, ya que los carnívoros intentan acercarse lo más posible al origen de la escala trófica, que son las plantas, y por eso buscan antes que nada hervíboros. En el taoísmo tradicionalmente no se recomienda el uso frecuente de carne, e incluso consideran óptimo no comerla (así como comer muchos crudos), y mucho menos la de perro, sólo recomiendan la carne de caza (ciervo,jabalí, ...). Es un degeneración.

  6. #6
    (Estoy, pero no estoy) Avatar de margaly
    Fecha de ingreso
    octubre-2006
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    27.324

    y más de lo mismo:

    ¿Me como al perro o lo paseo?

    China reabre el debate sobre el consumo de carne de canes tras el rescate de más de 500 ejemplares que iban camino del matadero


    Una mediática y espectacular operación de rescate de 520 perros que iban a ser cocinados en diferentes restaurantes de Pekín ha reabierto el debate sobre el consumo de su carne en China. Considerados hasta ahora un bocado exquisito, sobre todo en las zonas rurales y en la frontera con Corea del Norte, los canes han ganado en los últimos años popularidad como mascotas y animales de compañía entre la emergente clase media del gigante rojo. Así que ahora el dilema entre los chinos es: ¿comérselos o pasearlos?

    La secuencia de la liberación canina, ocurrida hace escasas semanas, fue digna de una película de acción. Los miembros de la Asociación para el Bienestar de los Animales se organizaron a través de las redes sociales para interceptar un camión que transportaba al medio millar de ejemplares hacia su cruel destino y bloquearon durante 15 horas una concurrida autopista a las afueras de Pekín.

    Una vez abiertas las puertas del vehículo, los perros salieron huyendo despavoridos, aunque no fueran conscientes de que estaban emprendiendo el camino de su salvación. «Esta acción ha sido una noticia positiva para que la gente empiece a apreciar a estos animales», señaló Yan Dong, director de la Red de Dueños de Perros.

    Pero no en todo el país se mostraron tan entusiasmados con esta liberación. Entre los más críticos ha despuntado un internauta llamado Zhu Guangbing, quien ha anunciado que va a mostrarse tan «radical» como los ecologistas y a partir del 1 de junio matará un perro cada día «para protestar contra la hipocresía». La única manera de que no lleve a cabo esta protesta, advierte, es que quienes salvaron a los canes se disculpen por las molestias y los gastos ocasionados. Se queja de que los ecologistas malgasten el dinero en salvar animales en lugar de usarlo para ayudar a personas con problemas, ya que en el rescate de los 520 perros se pagaron 17.000 dólares al camionero que los transportaba.

    El internauta asegura que ya ha contratado a un notario para que dé fe de su «matanza» a partir de junio, y aclara que los animales sacrificados procederán de granjas caninas, es decir, destinados al consumo humano. Aunque admite que su comportamiento es algo extremo, aduce que «el de los ecologistas en realidad lo fue más», ya que bloquearon la autopista y pusieron en peligro muchas vidas.

    Debate abierto

    Abierto ya el debate, cada cual arrima el ascua a su interés. «¿Por qué no va a poderse comer perro si habitualmente tomamos otros animales, como cerdo y cordero?», defiende una empleada del restaurante 'Carne sabrosa de la luz del Sol', uno de los más reputados de Cantón por ofrecer carnes exóticas. La empleada de este local defiende que la carne de perro es fuente de salud y aporta una serie de propiedades de las que el cuerpo humano puede beneficiarse. «Mejora la circulación de la sangre, cuida el estómago y es ideal para las mujeres embarazadas». Para los más tradicionalistas, además, el argumento de mayor peso es que en China, durante siglos, el perro ha sido un alimento más, y achacan la defensa de estos animales a la influencia occidental que pone en peligro las tradiciones orientales.

    Mientras tanto, proliferan los grupos contrarios a esta práctica culinaria y cada vez se puede ver a más chinos, sobre todo en las zonas urbanas, paseando con sus mascotas por los parques.

    http://www.ideal.es/granada/v/201105...-20110516.html
    +++ Necesitamos tu ayuda para ayudar a otros ... HAZTE SOCIO DE LA UVE +++
    (Importante: La UVE recomienda tomar suplementos de B12 a todo aquel que deje de comer carne.)

 

 

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    Último mensaje: 22-jun-2015, 21:24
  2. Leche de arroz con harina de arroz
    Por babylilith89 en el foro Cocina Vegetariana
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 03-mar-2011, 09:40
  3. Arroz Rojo y Arroz Integral con Setas Shitake y Algas Wakame
    Por JustVegetal en el foro Platos Principales: Arroces
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 17-nov-2009, 22:10
  4. ¿Dónde puedo comprar yogures de leche de arroz y leche de arroz?
    Por CarmenEncinas en el foro Tiendas y Productos
    Respuestas: 6
    Último mensaje: 25-ene-2009, 01:40
  5. Respuestas: 20
    Último mensaje: 11-dic-2008, 18:41

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •